Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"No voy a volver a ver nunca más a mi hijo..."

Ábner Isabel Carrillo, estudiante de sexto grad, vivía en el cantón el Cerro, en Panchimalco. Fue hallado muerto en Apopa.

Ábner Isabel Carrillo, estudiante de sexto grad, vivía en el cantón el Cerro, en Panchimalco. Fue hallado muerto en Apopa.

Ábner Isabel Carrillo, estudiante de sexto grad, vivía en el cantón el Cerro, en Panchimalco. Fue hallado muerto en Apopa.

A principios de noviembre, doña Delma vio por última vez a su hijo. El muchacho anhelaba las vacaciones para irse a la casa de su padre, en la urbanización La Cima en San Salvador. Ábner había pasado todo el año en el cantón El Cedro, en Panchimalco, apoyando a su madre en la siembra de maíz y frijol y ayudándola a criar a sus seis hermanos, entre los 13 y los dos años.

Había cursado el sexto grado y según su mamá, le gustaba mucho la escuela, incluso tocaba la trompeta en la banda de paz. Sin embargo, el lunes pasado a doña Delma se le vino el mundo abajo.

Un muchacho de la misma edad de su hijo llegó a avisarle que Ábner había desaparecido. Ábner salió a eso de las 10:00 de la noche del domingo 14 de diciembre de la casa de su padre, a una tienda, y nadie volvió a verlo.

El lunes 15, doña Delma abandonó de madrugada su humilde vivienda y fue poner la denuncia en la Policía sobre la pérdida de su hijo.

El martes llegó a Medicina Legal, donde abrazaba la foto de su muchacho esperando una respuesta. A las 4:00 de la tarde en la morgue de ese lugar, reconoció al mayor de sus hijos. "Tenía siete disparos, ¡me lo mataron!", alcanzó a decir un día después de haber reportado su desaparecimiento.

Al caer la noche del martes, ella lo recibió de nuevo en sus brazos, era un cuerpo lleno de balas y con la ropa rota... Lo había perdido para siempre... "Ya no voy a ver nunca más a mi hijo", dijo mientras preparaba su entierro.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación