Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Extorsionaron a su familia con $15,000

“Vos sentís que van a llegar a tu casa y te van a encañonar”

La extorsión por parte de pandilleros fue la causa para que Diana y su familia abandonaran su casa. 

Las extorsiones son parte de los problemas que enfrenta la pequeña empresa, asegura Conapes. Foto EDH

Las extorsiones son parte de los problemas que enfrenta la pequeña empresa, asegura Conapes. Foto EDH

Las extorsiones son parte de los problemas que enfrenta la pequeña empresa, asegura Conapes. Foto EDH

Diana acaba de terminar la universidad y trabaja de pasante en una empresa. Ella vive en Colón con sus padres y sus dos hermanas.

El año pasado su Navidad no fue la fecha que acostumbraba a celebrar con su familia. Su padre había iniciado un taller de reparación de autos en un local a la par de su casa.

Para esa fecha un pandillero de su colonia acababa de salir de la prisión y convenció a los jóvenes de su pasaje para que se unieran a la mara.

 Un día, el sujeto le llevó el teléfono a su padre y le comunicó con alguien que llamaba desde en un penal. Les pedían $15,000. Aunque no le determinaron el tiempo para que entregara el dinero, la familia de Diana logró reunir solo $500, y cuatro días después abandonaron la casa.

Vendieron el inmueble a un vecino y se trasladaron a una residencial privada, donde Diana dice que viven otras familias que se fueron huyendo por el mismo problema. Entre todos pagan porque en ese lugar exista buena seguridad.

 “En una noche-madrugada salimos con todas las cosas, de película, como que nos habíamos robado todo, como que si los delincuentes éramos nosotros… dejar el lugar donde creciste, a las personas que conociste, no poder decirle a nadie para dónde te ibas, salir como un vil ladrón de tu propia casa”, lamenta.

Meses atrás, comenta la joven, pandilleros también les habían pedido a las personas del pasaje donde vivían que les dieran cierta cantidad de dinero, les compraran zapatos Adidas, e incluso, le dijeron a una persona comerciante de ropa que debía proveerles prendas a las parejas de los delincuentes.

“Vos sentís que van a llegar a tu casa y te van a encañonar”, dice Diana al hablar de la incertidumbre que vivió con su familia hace un año.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación