Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Violencia sigue sin control en el centro de San Salvador

Registran más de una veintena de hechos violentos

El mercado ex-Cuartel y zonas aledañas han sido escenarios de hechos violentos, incluyendo un ataque contra un agente policial. Foto EDH / Archivo

El mercado ex-Cuartel y zonas aledañas han sido escenarios de hechos violentos, incluyendo un ataque contra un agente policial. Foto EDH / Archivo

El mercado ex-Cuartel y zonas aledañas han sido escenarios de hechos violentos, incluyendo un ataque contra un agente policial. Foto EDH / Archivo

El centro de San Salvador continúa siendo un campo de batalla en donde los grupos delincuenciales y pandillas operan a su antojo; en muchos casos, desafiando la presencia de policías, militares, agentes municipales o vigilantes privados.

Entre mediados de enero y lo que va de marzo, las autoridades y cuerpos de socorro han registrado en diferentes sectores del centro capitalino (donde a diario circulan más de un millón de personas) más de una veintena de hechos violentos.

Algunos de ellos se cobraron vidas y en otros las víctimas sobrevivieron, pero quedaron con secuelas físicas o emocionales.

Las autoridades también han registrado algunos casos de personas que fueron raptadas cuando circulaban por el centro de la ciudad y —tras varias semanas de búsqueda— sus parientes siguen sin dar con su paradero, lo más probable es que fueron asesinados y sus cuerpos dejados en tumbas clandestinas.

Entre las víctimas hay ciudadanos que fueron interceptados por los maleantes cuando atravesaron la ciudad para hacer alguna diligencia; además hay policías o militares que estaban de licencia (descanso) y fueron atacados mientras visitaban negocios de la zona.

La Policía registra que también hay comerciantes que, en algunos casos, fueron atacados porque se negaban a ser extorsionados o delincuentes que murieron a manos de sus víctimas o por otros malhechores.

En la mayoría de casos, las autoridades no hicieron capturas porque el desorden provocado por las ventas informales en decenas de cuadras del centro capitalino y el caos vehicular les facilitó a los delincuentes poder escapar.

Varios ataques cometidos cerca de los mercados

Las autoridades policiales y municipales han detectado que entre los lugares más críticos del centro de San Salvador se encuentran los mercados Central, Sagrado Corazón, el de mayoreo La Tiendona y ex-Cuartel, debido a la presencia de pandillas y por el número de delitos que se cometen en esos lugares.

Es en los alrededores de estas zonas donde se han registrado varios homicidios de enero a la fecha.

La noche del 14 de febrero, un vendedor informal fue asesinado frente al mercado ex-Cuartel. Mientras las autoridades procesaban la escena, a unos cien metros (en la zona conocida como La Esquina de la Muerte) varios policías auxiliaban a uno de sus colegas, quien fue atacado cuando estaba de licencia.

Los agentes llevaron a la víctima a un hospital, mientras que en el lugar fueron capturados un hombre y una mujer que presuntamente atentaron contra el policía, a quien siguieron desde que salió de un negocio de la zona.

Dos días después, otro hombre fue apuñalado cuando se encontraba dentro de los servicios sanitarios del referido centro de abastos.

A pocos metros de ahí, unas semanas antes, otro sujeto, que caminaba con muletas, fue ultimado y lanzado desde una unidad de transporte cuando esta circulaba por La Esquina de la Muerte.

Semanas antes, en esa zona, dos militares que estaban de licencia fueron raptados por pandilleros que pretendían matarlos dentro de una cervecería, pero escaparon.

En febrero las autoridades también reportaron el asesinato de un supuesto pandillero en los alrededores del parque Centenario.

Asimismo fue registrado el homicidio de un asaltante dentro de un bus de la Ruta 7-C. Lo habría matado, en defensa propia, un pasajero a quien intentó despojar de sus pertenencias y quien se armó de valor y se defendió.

Cerca de este parque, en la calle Concepción, también fue ultimado un investigador de la Policía cuando se dirigía a trabajar a una sede de Soyapango.

El agente fue atacado a balazos dentro de un microbús de la Ruta 29. Las autoridades dijeron que él habría tratado de frustrar un asalto y sus atacantes lo hirieron de muerte.

En la zona del mercado Central también se han registrado varios hechos violentos en las últimas semanas.

A mediados de febrero un cobrador de un bus de la Ruta 37 fue asesinado en la avenida 29 de Agosto.

Otro hombre que aparentemente era vendedor informal fue asesinado a balazos en el pasaje Papini y calle Gerardo Barrios, en los alrededores de ese centro de abastos.

En reiteradas ocasiones, las autoridades han manifestado que en esa zona hay disputa por el control de la venta de droga.

El hecho violento más reciente en dicho sector fue registrado por la Policía la semana pasada. Cinco empleados de un negocio de venta y reparación de llantas fueron atacados a balazos por varios sujetos que irrumpieron en el local. Las víctimas sobrevivieron, pero no se determinó el móvil del ataque.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación