Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Violencia deja 307 muertos en junio: 167 más que en el mismo periodo de 2013

En lo que va del año se han cometido 1,772 homicidios, según la Policía

Parientes de las víctimas llegan a las escenas de los asesinatos y piden que se investiguen los homicidios. Muchos de ellos quedan en la impunidad. Foto EDH / Jaime Anaya.

Parientes de las víctimas llegan a las escenas de los asesinatos y piden que se investiguen los homicidios. Muchos de ellos quedan en la impunidad. Foto EDH /...

Parientes de las víctimas llegan a las escenas de los asesinatos y piden que se investiguen los homicidios. Muchos de ellos quedan en la impunidad. Foto EDH / Jaime Anaya.

Un total de 307 salvadoreños han sido asesinados en los primeros 25 días de junio, reflejando un aumento de 167 homicidios más en el mismo periodo de 2013, según las cifras de las autoridades de Seguridad.

Los números de la violencia en el país siguen elevados, en lo que va de 2014, un total de 1,772 personas han sido ultimadas, 770 más que en 2013 donde se cometieron 1,002 asesinatos en el mismo periodo de tiempo.

Según las estadísticas, el promedio de homicidios diarios es de 12. La cifra se ha mantenido elevada desde junio de 2013 y en algunos meses de este año, se ha incrementado hasta llegar a los 21 asesinato por día.

Los registros reflejan que los fines de semana siguen siendo los días más violentos en el país. El domingo anterior se cometieron 21 homicidios, siendo uno de los día más violento de junio. El lunes 16 también se perpetró la misma cantidad de asesinatos.

Otros días violentos fueron el lunes 9, martes 17 y jueves 19, donde se cometieron 14 homicidios en cada día. El día menos violento del presente mes fue el martes 3, en el cual se cometieron siete asesinatos.

La Fiscalía ha informado a través de su cuenta en Twitter que muchos de los homicidios tienen vínculos con las pandillas.

Sin embargo, las autoridades de Justicia y Seguridad, dicen que el promedio no sobrepasa el 45 por ciento.

La semana pasada el director de la Policía Nacional Civil, Mauricio Ramírez Landaverde, informó que el promedio de asesinatos era de 11 diarios, y destacó una leve reducción, ya que dijo que la cifra diaria era de 14 homicidios.

Indicó que se trabaja en varios planes con el nuevo gobierno para reducir la cifra de asesinatos.

Sin embargo, en los barrios y colonias los hechos de violencia no paran y los ataques múltiples no se han detenido.

Entre los referidos hechos está el cometido contra tres empleados de una panadería el sábado 21 en el barrio Las Mercedes, en San Martín. En el ataque murieron Carlos Alberto Martel, de 30 años, y los hermanos Daniel Stanley y David Ernesto, ambos Mancía Osorio, de 19 y 23 años.

A esa hora, en la panadería había unas 10 personas más. Los sujetos les dispararon con fusiles M-16, AK-47 y pistolas nueve milímetros. En el ataque, también resultaron lesionados de bala, Josué G., de 19 años (sobrino) y José M., de 40 (padre de los hermanos).

Seis horas antes del ataque, otras tres personas habían sido asesinadas en el kilómetro 7 de la carretera Troncal del Norte, en Ciudad Delgado.

En este segundo hecho desconocidos atacaron a balazos a cuatro personas, dos de una misma familia, que departían en la vivienda de uno de ellos.

Las víctimas fueron identificadas como Francisco Alfaro de 42, Moisés Antonio Alfaro de 26 y José Trejo, de 70 años. Una persona más salió gravemente herida, y está en un hospital.

En junio también los agentes de la Policía fueron blanco de la delincuencia, tres policías fueron asesinatos en diferentes hechos y otro número similar, resultaron heridos en distintos ataques.

La violencia también se cobró la vida de una pareja de ancianos. Dora Alicia Figueroa, de 63, y Carlos Juárez, de 75, ultimados en su casa en la calle Las Parejas, barrio Las Flores, en Metapán, Santa Ana. Ambos fueron degollados el 16 de junio.

Asimismo, una niña de 20 meses murió en la colonia Río Mar del puerto de La Libertad, durante un ataque contra un pandillero que se refugió en la casa donde habitaba la menor.

La madre de la pequeña resultó lesionada en el ataque, ya que se encontraba en la cama junto a su hija cuando fue alcanzada por las balas.

Los últimos ataques fueron repudiados por lectores y audiencia en la redes sociales.

Otras víctimas de la violencia fueron pandilleros, agricultores, comerciantes, taxistas y empleados públicos, entre otros.

Matan agricultor cuando regresaba del trabajo

Ayer los hechos de violencia siguieron en diferentes lugares del país. A las 6:00 de la mañana fue asesinado Celso Ángel Molina Meléndez, de 22 años, quien según las autoridades estaba ligado a la pandilla 18.

El crimen ocurrió en la calle principal del cantón San Isidro Lempa, del municipio de San Pablo Tacachico, en el departamento de La Libertad.

Fuentes de la Fiscalía dijeron que la víctima era agricultor y al momento del hecho se dirigía al campo a trabajar.

Tres sujetos ya lo estaban esperando y al verlo, le dispararon en varias ocasiones.

Molina tenía cinco balazos en diferentes partes del cuerpo. Los fiscales afirmaron que en la escena no quedaron casquillos, por lo que se presume que fue ultimado con un revólver o los sujetos recogieron las evidencias.

Según las autoridades, la víctima presentaba tatuajes de la mara 18, y tenía poco tiempo de haber salido del penal de Apanteos, en Santa Ana, tras cumplir una condena por el delito de portación, o conducción ilegal de arma de fuego.

Las autoridades aseguraron que se desconoce el móvil del crimen, pero preliminarmente suponen que podría ser por rencillas entre pandillas.

Por el momento no se reportan capturas de sospechosos de cometer el crimen.

Ataque en San Martín

La Policía informó de un ataque a las 11:30 de la noche del jueves, en la cancha de fútbol de la colonia Tierra Blanca, en San Martín. En el hecho fue asesinado Eli Eleázar López de 29 años.

Las autoridades indicaron que la víctima se relacionaba con miembros de una pandilla que delinque en esa colonia, y se encontraba en la cancha cuando unos sujetos llegaron y se le acercaron.

La víctima corrió, pero los hombres lo siguieron y al alcanzarlo le dispararon varias veces.

La Policía afirmó que el móvil del crimen es rencillas entre miembros de pandillas. No reportaron capturas por el crimen.

También en Usulután, un hombre fue lesionado en el cantón Tierra Blanca, de Jiquilisco. El hecho ocurrió a las 2:00 de la tarde de ayer, cuando la víctima identificada solo como el Mariño, pasaba en bicicleta por la zona.

La víctima vivía en una zona donde opera la pandilla contraria a la que domina en el sector donde fue atacado, por eso los investigadores suponen que ese fue el móvil. La víctima fue trasladada hacia un hospital.

Finalmente, un instructor de la ANSP fue asesinado ayer en el caserío El Flor, en San Rafael Obrajuelo, departamento de La Paz. continúa en la PÁGINA 10 r rr viene de la PÁGINA 8

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación