Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vigilante hiere de bala a cliente en un banco

Luego del incidente el banco cerró y suspendió el servicio a los usuarios

Agentes de la División de Inspecciones Oculares de la Policía Nacional Civil se presentaron a la escena para levantar las evidencias de un caso de intolerancia. Fotos EDH / Mauricio Cáceres.

Agentes de la División de Inspecciones Oculares de la Policía Nacional Civil se presentaron a la escena para levantar las evidencias de un caso de intolerancia. Fotos EDH...

Agentes de la División de Inspecciones Oculares de la Policía Nacional Civil se presentaron a la escena para levantar las evidencias de un caso de intolerancia. Fotos EDH / Mauricio Cáceres.

La intolerancia al interior de una agencia bancaria en un centro comercial capitalino dejó ayer a un usuario lesionado de bala y un vigilante detenido, informaron las autoridades policiales.

El hecho despertó gran confusión pues en un principio se hablaba de un intento de robo; sin embargo, uno de los ejecutivos afirmó que lo sucedido fue un altercado entre el vigilante del banco y un usuario.

La situación se tornaba más compleja, tomando en cuenta que un agente del 911 y vigilantes del banco se negaban a explicar el caso.

Decían que no podían hablar sin la autorización de su jefe.

Según uno de los ejecutivos del Centro Comercial, todo comenzó porque el vigilante pidió al cliente que apagara su teléfono celular y éste se negó a hacerlo.

En defensa del usuario, un tercer cliente reclamó al vigilante por la forma de tratarlo, discusión que provocó un forcejeo físico entre ambos e hizo que el seguridad desenfundara su arma y disparara contra el usuario.

De momento se armó el alboroto entre los demás clientes por lo que tuvo que intervenir la seguridad del centro comercial afirmó Álvaro Montalvo, gerente del lugar donde funciona el banco.

Agregó que el hecho se registró poco después del mediodía de ayer.

La víctima fue traslada a un centro asistencial de San Salvador, mientras el vigilante fue aprehendido para entregarlo a la Policía Nacional Civil.

"Lo importante es de recalcar que el incidente no fue delictivo (robo) y que nuestra seguridad apoyó en controlar la situación", dijo Montalvo.

Agregó que contribuyó que cerca de donde se registró el incidente había una caseta de seguridad, la que en pocos minutos reaccionó.

"Colaboramos inmediatamente en sacar a la víctima para el hospital", afirmó el gerente.

"Lo que se comenta es que estuvieron discutiendo con el usuario por no apagar el celular", subrayó.

El ejecutivo advirtió que las personas deben estar claras que en el interior de un banco es prohibido mantener encendido los celulares.

Lo que llamó la atención fue que ni siquiera el usuario amonestado reaccionó enojado sino un tercero.

Se dijo que el malestar había surgido porque la cola estaba demasiada grande; sin embargo, el gerente del centro comercial afirmó que es comprensible que estos días de diciembre los bancos están abarrotados.

"Todo sucedió por no acatar las sugerencias del vigilante", afirmó el ejecutivo.

La víctima quien tenía entre 40 a 50 años fue llevada al hospital en condición estable.

Según el informe del Centro Comercial "el vigilante privado discutió acaloradamente con unos de los clientes que se encontraba en el lugar; posteriormente el vigilante sacó su arma de fuego y disparó contra el cliente", detalla el comunicado.

El agente de seguridad implicado en este caso fue identificado como José Pascual L. de 57 años.

Agentes de la División Inspecciones Oculares de la Policía Nacional Civil se presentaron al banco para levantar las evidencias del caso.

En el lugar había mucho hermetismo e incluso, los vigilantes de la compañía a la que pertenecía el seguridad, actuaron en actitud intimidatoria a los periodistas que cubrían el caso.

Por tratarse de un mes y un día (viernes) de pago de salarios y aguinaldo, el centro comercial estaba abarrotado de capitalinos.

El hecho despertó curiosidad en los visitantes, más en el caso del banco, donde muchos usuarios acudían pero debido al incidente violento no podían desarrollar sus transacciones.

Este caso de intolerencia no es el único que se presenta en el país, también otro vigilante en otra agencia bancaria hizo lo mismo, mató a un usuario de un banco en Santa Tecla.

En otro hecho similar, el vigilante Gregorio Antonio Argueta, de 48 años, fue condenado a 30 en prisión por haber asesinado al taxista Marvin Oswaldo Chávez Flores, el 28 de enero, en una estación de servicio ubicada en la 49a. Avenida Sur y 12a. Calle Poniente, en la colonia Flor Blanca, en las cercanías del estadio Jorge "Mágico" González.

El polémico hecho ocurrido en diciembre de 2011 porque un conductor no quiso pagar $1 por estacionarse en el parqueo de la gasolinera.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación