Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vigilante de gasolinera discute con un cliente y lo mata en Mejicanos

La víctima fue un taxista, de 28 años. Murió en el trayecto al hospital

Un policía impide que una mujer se acerque al cadáver de uno de los hombres asesinados en el Mercado Central de San Salvador. Las autoridades presumen que las pandillas están tras el doble homicidio. Foto EDH / René Estrada.

Un policía impide que una mujer se acerque al cadáver de uno de los hombres asesinados en el Mercado Central de San Salvador. Las autoridades presumen que las...

Un policía impide que una mujer se acerque al cadáver de uno de los hombres asesinados en el Mercado Central de San Salvador. Las autoridades presumen que las pandillas están tras el doble homicidio. Foto EDH / René Estrada.

David Israel Reyes Vaquerano, de 28 años, llegó a comprar a una gasolinera situada en el bulevar Constitución y calle al Volcán, en Mejicanos, sin imaginar que el vigilante privado del establecimiento le quitaría la vida.

La investigación preliminar señala que Reyes discutió con Juan Manuel Quijano Barrera —quien trabajaba en el lugar desde hace tres meses— y a raíz de eso le disparó con su escopeta y después escapó de la escena.

Las autoridades informaron que la víctima, quien trabajaba como taxista, resultó herida de gravedad y murió en el trayecto al hospital.

Hasta ayer por la tarde, el Ministerio Público no había logrado establecer qué originó la discusión entre el taxista y el agente de seguridad.

Sin embargo, el jefe de la Delegación policial de Mejicanos, Ramón Roque Mártir, señaló que presuntamente el problema empezó cuando el vigilante le dijo a Reyes que no podía ingerir bebidas alcohólicas en el establecimiento.

Según la Fiscalía, el supervisor de la empresa para la que trabajaba Quijano dijo que el vigilante no había tenido un comportamiento similar.

El taxista era soltero y residía en la zona de San Ramón, en Mejicanos.

Matan a hombres en Mercado Central

En un hecho confuso, un adulto y un adolescente fueron ultimados, la tarde de ayer, en el edificio cuatro del Mercado Central de San Salvador.

Las víctimas no fueron identificadas. Un adolescente fue detenido por sospecha de haber participado en el ataque.

Las autoridades manejaron el caso con hermetismo, pero en la escena algunos testigos dijeron que presuntamente los hombres llegaron a la zona a asesinar a un comerciante, sin embargo, otros sujetos les salieron al paso y los mataron.

Cerca de la escena del doble homicidio, la Policía halló dos armas de fuego.

En más hechos violentos, Ernesto Rivera Alvarenga, de 40 años, fue ultimado en la hacienda Lombardía, de Santa Cruz Porrillo, San Vicente.

Mientras que en San Pedro Masahuat, La Paz, fue asesinado Pedro Antonio Flores Méndez, de 44 años. Las autoridades informaron que el hombre había sido raptado. Lo mataron con arma blanca.

En ninguno de los casos se pudo determinar el móvil de los ataques ni quiénes los cometieron, según las autoridades.Otro hombre que fue plagiado hace tres días, cuando viajaba en un autobús, fue hallado muerto en la colonia Los Santos III, en Soyapango.

La Fiscalía informó que el cadáver fue hallado en estado de putrefacción, cerca del punto de buses de la Ruta 7-A.

Además, un hombre fue ultimado en el cantón Zapotitán, de Ciudad Arce, La Libertad, y otro en cantón La Loma, en San Pedro Perulapán, de Cuscatlán.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación