Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vigilante y un cliente lesionados en ataque a restaurante capitalino

En 2010, frente al mismo establecimiento ocurrió una serie de ataques con balas y con granadas

El restaurante está ubicado sobre la alameda Juan Pablo II, San Salvador. Foto EDH / Jaime Anaya.

El restaurante está ubicado sobre la alameda Juan Pablo II, San Salvador. Foto EDH / Jaime Anaya.

El restaurante está ubicado sobre la alameda Juan Pablo II, San Salvador. Foto EDH / Jaime Anaya.

Habían transcurrido más de tres años desde que en dos ocasiones, granadas fragmentarias explotaron frente al restaurante Willys, ubicado sobre la alameda Juan Pablo II, en las proximidades del parque Infantil, pero ayer la violencia se volvió a hacer presente en ese lugar.

De acuerdo con fuentes policiales, un vigilante y un cliente del lugar resultaron muertos luego que desde un auto particular pasaran disparando hacia el frente del local comercial.

El ataque causó la muerte inmediata de José Cruz, un vigilante del establecimiento, así como heridas en otras tres personas, entre estas José Argueta, quien ayer al mediodía fue reconocido por las autoridades fiscales en el estacionamiento de un hospital privado capitalino.

La víctima estaba dentro del vehículo en que fue llevado al centro hospitalario y, según fuentes policiales, al parecer tenía vínculos con pandillas por lo que sospechan que hacia él podría haber ido dirigido el ataque por parte de al menos cuatro pistoleros.

La identidad así como el estado de salud de los otros heridos no fue proporcionado por las autoridades.

El ataque ocurrió aproximadamente a la 1:30 a.m., de ayer. José Cruz, el vigilante se constituyó en la primera víctima de homicidio del domingo.

Pese a que las autoridades policiales montaron un operativo para capturar a los atacantes, resultó ineficaz.

Ataques con granadas y disparos en el 2010

No es la primera vez que el restaurante Willys es objeto de ataques armados.

El 12 de agosto de 2010, un taxista y un cliente del restaurante resultaron lesionados por las esquirlas de una granada fragmentaria tipo M-67, que fue lanzada por dos hombres que se conducía n en una motocicleta.

Según testigos, la granada cayó en el capó de un taxi pirata y de allí rebotó hacia el frente del restaurante.

En esa ocasión, las heridas causadas a dos hombres fueron leves.

En julio de ese mismo año, un hombre fue lesionado de bala al ser acribillado a balazos por desconocidos cuando se disponía a abandonar el bar.

En esa ocasión, la Policía tampoco pudo dar con los responsables del ataque. La víctima en esa ocasión, falleció debido a la gravedad de las heridas.

De acuerdo con reportes policiales, el 23 de mayo de 2010, una granada fue lanzada desde una motocicleta al mismo restaurante donde ocurrió el ataque de ayer. En esa ocasión, cuatro personas también resultaron con heridas de gravedad, aunque todos lograron sobrevivir.

El ataque con granada del 9 de junio de 2010 fue cometido en la sucursal del restaurante Willys que funciona en el kilómetro 10 y medio de la Carretera de Oro, en el municipio de San Martín.

Pese a los reiterados ataques, las autoridades no han revelado qué hay detrás de esas acciones criminales o si son represalias por el cobro de renta o de otra naturaleza.

Tampoco han determinado si los ataques han sido dirigidos a clientes que están siendo vigilados y que al salir son atacados o si son acciones deliberadas contra los establecimientos comerciales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación