Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vicentinos despiden a víctimas de accidente en la Escalón

Religiosos y alcalde pidieron a autoridades ser más firmes al aplicar la ley contra responsables

El cortejo fúnebre inició en la Iglesia El Calvario y recorrió paso a paso el centro de San Vicente. Fotos EDH / Marlon Hernández.

El cortejo fúnebre inició en la Iglesia El Calvario y recorrió paso a paso el centro de San Vicente. Fotos EDH / Marlon Hernández.

El cortejo fúnebre inició en la Iglesia El Calvario y recorrió paso a paso el centro de San Vicente. Fotos EDH / Marlon Hernández.

Los vicentinos despidieron ayer a los tres miembros de la familia Montano Guandique que murieron al ser embestidos por un automovilista en el redondel Masferrer, en la colonia Escalón, al tiempo que hicieron un llamado a los conductores a manejar con más responsabilidad.

El llamado también incluyó a los diputados para emitir leyes más duras que frenen estas tragedias.

Desde las 2:30 de la tarde decenas de familiares y amistades participaron de los actos que iniciaron con una misa en la iglesia El Calvario, donde cotidianamente asistían las víctimas.

Más tarde, el cortejo fúnebre atravesó el centro de la cabecera departamental.

El sacerdote Edy Platero, en su sermón dirigido a cientos de feligreses y frente a los ataúdes de Luis Felipe Montano Ponce, su esposa Victoria Esperanza Guandique de Montano y la hija de ambos, Silvia Esperanza Montano, destacó una serie de virtudes que siempre los distinguieron.

El párroco afirmó que los Montano Guandique han sido una familia ejemplar, entregada al servicio de la Iglesia y de buenas obras a favor de los ciudadanos.

Agregó que don Luis Felipe, quien probablemente ya presentía su muerte, le había pedido que fuera él (Edy Platero) el párroco que oficiara la misa de su sepelio llegado el momento.

Recuerda que siempre acudían a la parroquia con su esposa, tomados de la mano, una costumbre que siempre los caracterizó en San Vicente en vida.

"A mí me impactó profundamente sus muertes", dijo el prelado, quien pidió más responsabilidad a los conductores para no causar tanto dolor en las familias salvadoreñas.

Don Luis Felipe entregó más de 30 años de su vida al trabajo en el Registro Familiar de la alcaldía de San Vicente, de donde hacía unos años se jubiló, recordó el alcalde Medardo Hernández.

Su esposa se desempeñó durante gran parte de su vida como enfermera de la Región Paracentral de Salud y la hija de ambos era ingeniera, catedrática de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad de El Salvador (UES).

"Fue sorprendente la noticia de la muerte de los tres. Este es el resultado del alcohol porque de otra manera no habría ocurrido esto", expresó el edil vicentino.

Agregó que las autoridades deben tener más control, sobre todo en los jóvenes que manejan, "ya que a la hora que ocurrió el accidente, el muchacho al parecer andaba tomado".

"En San Vicente, el pueblo está consternado por lo acontecido porque han muerto personas muy reconocidas tanto religiosa como socialmente", afirmó Hernández.

Son familias de bien, sus tres hijos son ingenieros, uno de ellos trabaja en la Alcaldía de San Vicente, afirmó el alcalde.

Vecinos de la familia Montano reaccionaron con gran consternación cuando supieron la mala noticia, pues sabían que hace unos días se habían mudado a casa de su hija en la capital por las dolencias (diabetes y enfermedades del corazón) que sufría don Luis Felipe de 81 años.

"Se deben tomar medidas y la ley debe ser aplicada porque son tres vidas, gente de bien las que se han perdido, han sido cortadas, todo por el alcohol", afirmó Raquel Acevedo.

"Lo más triste fue que regresaban del hospital, no venían de una fiesta", reiteró Acevedo.

Entre tanto Manuel Martínez, vecino de las víctimas, dijo que eran conocidos suyos desde hace mucho tiempo, "eran buenas personas".

Durante los actos, los familiares y amigos se mostraron muy ecuánimes y no reaccionaron con rencor contra el acusado de la tragedia, en sus palabras siempre se observó el perdón y la fe que profesan.

Casi al filo de las 5:00 de la tarde había concluido el recorrido en el cementerio general de San Vicente donde amistades de la familia se refirieron a las víctimas.

Autoridades policiales detuvieron a pocos minutos del accidente al sospechoso de provocar el percance, identificado como Mario Alexander F. B.

Según testigos en la zona, el sujeto intentó escapar una vez que observó las personas que estaban muertas en el jardín del redondel Masferrer.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación