Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El viaje soñado del pintor Melvin Gómez

Tras sobrevivir a una masacre que lo dejó parapléjico, estudió diseño e inglés y ganó una beca para estudiar en Noruega por dos años

Mientras el día del viaje llega, Melvin pinta hermosas obras de arte que dejará como legado en algunas escuelas del país.

Mientras el día del viaje llega, Melvin pinta hermosas obras de arte que dejará como legado en algunas escuelas del país.

Mientras el día del viaje llega, Melvin pinta hermosas obras de arte que dejará como legado en algunas escuelas del país.

Dicen que el soñar viajando por el mar, es una premisa de que se anhela una nueva vida y nuevas esperanzas para lograr la superación.

Eso es exactamente lo que le espera a un joven, sobreviviente de una masacre, en un viaje trasatlántico hacia Noruega.

Para Melvin Gómez, de 21 años, quien además es pintor de profesión, con estudios de diseño e inglés, es un sueño que siempre quiso cumplir.

La organización internacional Colegios del Mundo (UWC, por sus siglas en inglés), le dio la oportunidad al artista, para realizar el viaje de sus sueños, a cinco años de haber vivido una tragedia.

El 16 de noviembre de 2009, fue atacado por desconocidos mientras se bañaba en un río, junto a un grupo de jóvenes.

En la masacre murieron tres de sus mejores amigos. A él, una bala, lo dejó atado a una silla de ruedas y desde ahí, da rienda suelta a su sueños, en pinturas colmadas de ángeles.

El Diario de Hoy habló con el artista en marzo de 2013 y publicó su historia:

http://www.elsalvador.com/mwedh/nota/nota_completa.asp?idCat=47859&idArt=7777249.

Hoy, ha dejado atrás aquella tragedia y el rencor hacia la repudiable criminalidad, que lo dejó parapléjico cuando apenas tenía 15 años.

Casi cinco años después de aquel fatídico día, el pintor tiene otra visión de la vida, aunque reconoce que la violencia está acabando con la juventud de este país.

Hacia el otro lado del mundo

Melvin fue el elegido entre decenas de jóvenes que aplicaron a la beca para estudiar en Noruega.

Él viajará con otra salvadoreña y ambos podrán compartir sus conocimientos con jóvenes de Sudán, Filipinas y de todas las partes del mundo.

El joven tiene dudas de su nueva aventura, pero para cada una, cuenta con el apoyo de Alicia Barillas, directora de la UWC en El Salvador, quien será su guía durante el viaje.

La profesional detalla que Melvin viaja a otra realidad, a un mundo lleno de maravillosos escenarios naturales, paisajes increíbles, instalaciones modernas y adecuadas a las condiciones del artista.

Pero sobre todo, viaja a compartir con jóvenes que no hacen distinción de raza, religión, política o situación económica. Todos tienen un solo fin: "fomentar la paz y el entendimiento en el mundo".

"Melvin es un muchacho maravilloso, es un magnífico ejemplo para la juventud y puede ser una especie de puerta para que muchos jóvenes salvadoreños, que son víctimas de la violencia, puedan tener la oportunidad del artista", detalló Barillas.

"Dios otra vez me ha bendecido, otra vez me ha demostrado su grandeza al hacer realidad este sueño, algo que para mí es una gran oportunidad para crecer profesionalmente y de alguna manera,; ayudar a mi familia a superar la pobreza", afirmó el pintor.

Mientras el día del viaje llega, Melvin sigue dejando su legado, pintando en escuelas y otros lugares, y continúa recibiendo el cariño, la admiración y los deseos de un buen viaje, hacia el otro lado del mundo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación