Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Verifican firmas en caso Diego de Holguín

b FGR busca detectar autenticidad en firmas de acusados

Diego de Holguín

El Instituto de Acceso a la Información abrió un expediente de sanción  por negar el acceso a documentos en el caso  de la construcción del bulevar Diego de...

El Juzgado Quinto de Instrucción de San Salvador citó ayer a los señalados por supuestos hechos de corrupción en la construcción del tramo II del bulevar Diego de Holguín, con el propósito de que se sometieran a una prueba grafotécnica que tenía como finalidad verificar la autenticidad de las firmas en contratos y documentos relacionados con el caso.

En el proceso acusatorio hay 17 personas procesadas, 10 de ellas están ausentes.

La oficina de Comunicaciones del Centro Judicial informó ayer, que a la cita comparecieron todos los acusados que se han sometido al proceso.

En algunos casos, asistieron los abogados con una carta poder, en la que sus clientes aceptan que la firma que aparece en los documentos que están siendo examinados, pertenece a ellos.

En otros casos, los acusados comparecieron para demostrar que las firmas que están a su nombre, no fueron puestas con su puño y letra, gracias a la evaluación de un perito nombrado por el tribunal que lleva el caso.

Uno de los principales implicados, es el guatemalteco Jesús Hernández Campollo, quien se encuentra prófugo de la justicia, por su condición, tiene una orden internacional de captura.

El imputado es uno de los 17 acusados que son procesados por causar pérdidas al Estado por más de $28 millones, como resultado de supuestas irregularidades detectadas en el diseño y construcción del tramo II del bulevar Diego de Holguín.

En septiembre del año pasado, la Fiscalía ordenó por este caso la captura de Juan Bolaños, quien fue gerente de uno de los proyectos de construcción, Lilian Franco, directora de la Unidad de Adquisiciones y Contrataciones (UACI) del Ministerio de Obras Públicas; Daniel Flores, exfuncionario del mismo, y José Lemus, quien fungió como gerente de la obra.

La prueba grafotécnica fue solicitada por la Fiscalía General de la República.

La abogada, Laura Mina aseguró que solo un imputado se sometería a la prueba grafotécnica, aunque no precisó su nombre.

Otros abogados que asistieron al tribunal para atender la diligencia afirmaron que sus clientes no se someterían a la prueba, sin entrar en mayores detalles.

Además aclararon que parecía un poco extraño esta diligencia, porque no estaba en discusión la autenticidad de las firmas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación