Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vendedores cierran negocios por temor a maras

Un 80 por ciento guardó sus productos y se marchó. Unidades especiales de la Policía dieron seguridad en la zona

Los vendedores guardaron sus productos y se marcharon hacia sus casas por temor a los ataques y amenazas de los pandilleros. Comerciantes confirmaron que las pandillas los han amenazados y los siguen extorsionando. Foto EDH

Los vendedores guardaron sus productos y se marcharon hacia sus casas por temor a los ataques y amenazas de los pandilleros. Comerciantes confirmaron que las pandillas los han...

Los vendedores guardaron sus productos y se marcharon hacia sus casas por temor a los ataques y amenazas de los pandilleros. Comerciantes confirmaron que las pandillas los han amenazados y los siguen extorsionando. Foto EDH

Eran las 4:00 de la tarde, una escena poco común en los alrededores del mercado Central: Decenas de Policías, entre ellos, de la Unidad del Mantenimiento y del Orden, custodiaban la calles mientras los vendedores de puestos en las afueras guardaban su mercadería. Rumor o verdad sobre un toque de queda, pero esa fue la causa para que los agentes y vendedores cambiaran su rutina.

Al rumor se le sumó una realidad, el miedo que han generado los últimos asesinatos que se han cometido desde las últimas semanas en el referido lugar.

Felicita P., una de las comerciantes, confirmó que a las 2:30 de la tarde los mareros pasaron por los negocios y les expresaron: "y ustedes qué esperan para cerrar los negocios, queremos que a las 5:00 de la tarde nadie esté vendiendo en ningún lugar".

Felicita relató que no se demoró ni 10 minutos para acatar la orden de los delincuentes, y no es para menos, el pasado sábado la señora presenció cuando los sujetos asesinaron a un vigilante del principal centro de abastecimientos de la capital.

Junto a la vendedora también lo hicieron sus compañeras de trabajo de toda la cuadra frente al Edificio 10.

Otras señoras aseguran que no han sido amenazadas por los pandilleros; sin embargo, dicen "que no van a confiarse y esperar si es verdad o no las órdenes de los mareros".

"Ante esta situación no es necesario de esperar si es cierto o no las amenazas, hay miedo y los pandilleros matan hasta por cosas menos que esa", señaló una de las comerciantes.

Personas particulares apresuraban el paso al ver la presencia de los policías y cámaras de los periodistas.

El mercado Central en las últimas semanas ha sido escenario de ataques de mareros contra vigilantes privados de la zona. Como resultado han muerto tres de estos últimos y dos vendedoras heridas.

Otras fuentes aseguraron que en la mañana, un sujeto menor de edad, recorrió varios negocios para exigir el dinero de la renta.

Otros vendedores más confiados se quedaron hasta más tarde a vender en las calles, pero confirmaron que la venta había sido mínima.

Esa situación delincuencial no es nueva, registros policiales y publicaciones periodísticas constatan que en 2013 hubo mareros asesinados y vigilantes ultimados.

Maras se disputan territorio y extorsión

El jefe de Operaciones de la Policía de la Delegación Centro, Carlos Reyes, aseguró que el espiral de violencia ha sido provocada por los pandilleros que se pelean por el territorio del mercado.

Sin embargo, los vigilantes del mercado aseguran que los enfrentamientos entre ellos se deben porque no les permiten extorsionar a los comerciantes.

Otras fuentes declararon que las pandillas también se disputan la venta de droga en la zona.

Agregaron que estos grupos no quieren que los vigilantes sigan brindando la seguridad a los vendedores, sino que ellos mismos pueden darlo.

Reyes prefirió no ampliar las pesquisas sobre los cobros de extorsión y la venta de droga, ya que "por ahí podrían darse algunas capturas".

Reyes aseguró que en lo que va del mes, se han cometido cuatro asesinatos. La mayoría contra vigilantes de la zona.

El jefe policial indicó que los más de 60 agentes de la UMO y seguridad pública, han sido desplegados en todo el mercado y sus alrededores, para garantizar el comercio.

En otra situación similar, en el municipio de Mejicanos, hubo una alerta de otro supuesto toque de queda.

En la zona y colonias aledañas hubo presencia de la Policía, dijeron las vecinos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación