Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vargas cuestiona a Munguía Payés por comparar cantidad de mareros con soldados

Ministro de Defensa aseguró que hay más pandilleros que soldados activos. Diputado señaló que no hay un estudio confiable del número de pandilleros

Munguía Payés justificó la presencia de mandos militares en la conferencia en que defendieron la legalidad de la venta de lotes a Sigfrido Reyes en que así trasladan una "lectura fiel" de las declaraciones y evitar tergiversaciones. foto edh / Mauric

Munguía Payés durante conferencia de prensa en la que defendió la legalidad de la venta de lotes por parte del IPSFA. El jefe militar dijo ayer que las pandillas... | Foto por Archivo

Munguía Payés justificó la presencia de mandos militares en la conferencia en que defendieron la legalidad de la venta de lotes a Sigfrido Reyes en que así trasladan una \"lectura fiel\" de las declaraciones y evitar tergiversaciones. foto edh / Mauricio Cáceres

El diputado por el partido ARENA y general en situación de retiro Mauricio Ernesto Vargas cuestionó ayer la actitud del ministro de Defensa David Munguía Payés de comparar la cantidad de pandilleros terroristas con los soldados activos, lo que para el parlamentario, es una excusa para evadir su responsabilidad de buscarle una solución al problema de la criminalidad y de las pandillas.

Munguía Payés dijo ayer en una entrevista televisiva en el canal 19 que “hay más de 60 mil pandilleros activos, este número supera la cantidad de efectivos militares”.

Vargas cuestionó que se hable de una cantidad determinada de pandilleros terroristas, cuando no se tiene un estudio confiable de la cantidad de pandilleros que operan en el país más el número de familiares y simpatizantes de esos grupos.

“Las mediciones y los análisis deben de hacerse cualitativamente y no cuantitativamente. Un soldado es un profesional de las armas, y vale por diez o por cien (pandilleros), porque es un profesional, no es un terrorista”, dijo Vargas.

Pero a juicio de Vargas, no se  deberían de hacer declaraciones basadas en cifras que no representan una realidad y  según él, da la impresión de que quieren apartarse de la obligación que tienen como autoridad para cumplir con el mandato constitucional de garantizar la seguridad ciudadana a los salvadoreños.

Vargas citó  el artículo 2 de la Constitución, el cual, según él, establece la base legal, filosófica  y moral del accionar del Estado en materia de Seguridad Ciudadana y la cual “no lo da en función de cantidades, sino que en una función legal y cualitativa. Hay un mandado constitucional que va más allá de cualquier cuantificación”.

Lo más grave de las declaraciones de Munguía Payés, según el diputado Vargas, es que se le estaría dando estatus de beligerantes a las pandillas, lo que le preocupa porque “darles beligerancia, si se quiere ver así,  a los dominadores del territorio, no se puede darle beligerancia a la delincuencia sino que hacerle ver que el que infrinja la ley,  la ley le enseñara a no volver a repetir las cosas”. 
 

  Vargas sostuvo que el Gobierno actual fue electo para cumplir con la misión constitucional de brindar seguridad y “no para poner excusas, sino proponer soluciones.”
   

 Agregó que “tenemos la obligación de consolidar el control estatal de nuestro territorio. Tenemos que proteger a la población, tenemos que tener una capacidad disuasiva suficiente para que esto llegue a su cauce normal”.

Munguía Payés señaló además que las pandillas son el problema de criminalidad más grave que tiene el país, y eso en parte a la gran cantidad de pandilleros que delinquen más la cantidad de familiares que dependen de ellos lo que ha permitido que el fenómeno pandilleril se haya convertido en una cultura del crimen.

“Una sociedad pequeña delincuencial que ha crecido paralelamente a la sociedad salvadoreña, con valores totalmente diferentes. Por varias generaciones se han acostumbrado a vivir del crimen, de las extorsiones y de alguna manera le sirve de apoyo a las pandillas y eso complica más la situación de delincuencia”, dijo Munguía Payés.

Calculó que la población de pandilleros más sus familiares podría sobrepasar el medio millón de personas, lo que agrava aún más el problema.

Por su parte, el diputado por el partido oficial FMLN Misael Mejía sostuvo que más que debatir si hay más pandilleros que soldados,  lo importante es que la Policía pueda tener los recursos necesarios para que se vuelva más eficiente.

“Lo que amerita es un mayor esfuerzo del país de dotarle a nuestra Policía, de las técnicas de investigación, pero también de los recursos que se necesitan para actuar en defensa de los intereses de la población de manera inmediata”, dijo Mejía, en alusión a los intentos del Gobierno de gravar con más impuestos las llamadas telefónicas por celulares o el consumo de combustible para obtener fondos para la seguridad pública.

“Aquí el punto es que si el país se pone en la lógica de brindarle a las autoridades lo que se necesita para ser más eficientes en el combate a la criminalidad”, sostuvo Mejía.

Otro de los temas que abordó el Ministro de Defensa fue la infiltración que han tratado de hacer las pandillas a la Fuerza Armada, pero que según él se ha actuado  a tiempo.
   

Munguía Payés aseguró durante la entrevista que no menos de 250 soldados han sido separados de las filas castrenses debido a que ha existido sospechas de que puedan tener algún vínculo con las pandillas.

Sin embargo, estos militares retirados no han sido arrestados ni mucho menos fueron remitidos a la Fiscalía General para que iniciara investigaciones sobre su pertenencia a las pandillas.

A juicio del diputado Vargas, las autoridades que velan por la seguridad ciudadana tienen que entender que el crimen organizado tiene la capacidad de infiltrar a la sociedad, a las instituciones y al gobierno por lo que es importante que “no nos vamos a dormir,  tenemos que usar la contra inteligencia para poder detener que eso se realice”, señaló.

Mejía sostuvo que el crimen busca a toda costa penetrar en cualquier institución, sea pública o privada, pero lo importante “es como la sociedad se blinda o genera los mecanismos para depurarse”.

Aseguró que tanto la Policía como el Ejército tienen sus propios mecanismos de depuración, pero hay otras instituciones que no los tienen y en eso hay que trabajar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación