Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Usaron redes sociales para plagiar a estadounidense

Víctima contactó a una mujer, pareja de un cabecilla

La Policía registra tres secuestros en el transcurso de este año, los cuales han sido resueltos. Foto EDH

La Policía registra tres secuestros en el transcurso de este año, los cuales han sido resueltos. Foto EDH

La Policía registra tres secuestros en el transcurso de este año, los cuales han sido resueltos. Foto EDH

Un salvadoreño estadounidense que conoció vía redes sociales a la mujer de un cabecilla de pandillas, sin saberlo, vino al país en agosto del año pasado para contraer matrimonio con ella, pero nunca se imaginó que su futura "esposa" lo iba a entregar a los pandilleros para que lo secuestraran.

Por el plagio del estadounidense, ocurrido en agosto de 2014, agentes de la División elite contra el Crimen Organizado (Deco) de la Policía arrestaron a dos pandilleros y a la mujer.

Las detenciones de Roberto Ariel López Rivera, de 22 años; Celine Marisol Aguilar López, de 18; y Ulises Vladimir Ramos Loza, de 22; se registraron el miércoles pasado en el cantón El Chagüite, en Jiquilisco, Usulután.

Las autoridades policiales le atribuyen a López Rivera ser el cabecilla de la pandilla 18 en la zona de Jiquilisco, por lo que además es investigado por otros hechos delictivos que se han cometido por la referida pandilla en el sector.

Todo comenzó cuando la víctima, cuya identidad no fue proporcionada por razones de seguridad y quien vive en Estados Unidos, conoció a Celine Marisol a través de las redes sociales, por lo que se generó una estrecha amistad entre los dos, sin que la víctima supiera que ella era la compañera de vida del cabecilla de la pandilla 18 en Jiquilisco.

La víctima se había enamorado de la mujer y decidió venir el 17 de agosto del año pasado al país, con la intención de conocerla y casarse con ella.

Al día siguiente, se conocieron con Celine Marisol y salieron a divertirse a distintos lugares. Sin embargo, la mujer lo convenció de viajar hasta Jiquilisco, aparentemente para presentarle a su familia, pero no fue así porque al llegar a la casa de la mujer ya lo esperaban los dos pandilleros capturados y lo secuestraron.

Horas después, los plagiarios comenzaron a contactar a la familia para negociar el rescate y no fue tres días después de que la familia del secuestrado les paga el rescate exigido y él recupera su libertad.

Tres días después de haber sido liberado y tras colaborar con la Deco, la víctima retornó a Estados Unidos.

Las autoridades policiales alertaron a las personas a no entablar amistades con personas desconocidas a través de las redes sociales si no se tiene información suficiente de las personas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación