Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ultiman a un vigilante y a un comerciante en Sonsonate

Autoridades registraron ayer otros tres homicidios en ese departamento. Una de las víctimas fue decapitada

Jaime Najarro Rivas, de 34 años, fue ultimado por sujetos que irrumpieron en su vivienda, en Mejicanos. foto EDH / Jaime Anaya

Jaime Najarro Rivas, de 34 años, fue ultimado por sujetos que irrumpieron en su vivienda, en Mejicanos. foto EDH / Jaime Anaya

Jaime Najarro Rivas, de 34 años, fue ultimado por sujetos que irrumpieron en su vivienda, en Mejicanos. foto EDH / Jaime Anaya

Un vigilante privado y un comerciante en pequeño fueron asesinados entre la noche del sábado y ayer por la mañana, en diferentes municipios de Sonsonate.

La Policía informó que ayer, pasadas las 8:00 de la mañana, fue ultimado a balazos Luis Alberto Valdés, de 47 años.

El asesinato fue cometido en la zona conocida como El Sega, en Sonzacate.

Las autoridades manifestaron que la víctima tenía un negocio en su casa, por lo que sospechan que el caso está relacionado con el cobro de la extorsión.

Horas antes, también fue ultimado Inocente de Jesús Silva Henríquez, de 58 años.

La víctima trabajaba como vigilante en un predio de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda), donde está instalado un tanque de agua, en la colonia San Fernando, en la jurisdicción de Armenia.

Las autoridades no informaron cuál pudo ser el móvil del asesinato.

Mientras que en el cantón Guacamaya, en Nahuizalco, también fue asesinado con arma de fuego Felipe Campos Ramírez. Las autoridades no precisaron en qué circunstancias fue cometido el ataque.

Por la tarde, la Fiscalía General informó en su cuenta de Twitter que un hombre, a quien no pudo identificar, murió decapitado.

El cadáver de la víctima fue hallado en la colonia Inmaculada, del cantón Huiscoyolate, en el municipio de Izalco.

Matan a hombre en una cancha de San Julián

Un encuentro futbolístico terminó ayer en desgracia, luego de que unos delincuentes dispararan contra los jugadores y personas que habían llegado a ver el partido.

El ataque fue registrado en el caserío El Olvido, del cantón Los Lagartos, de San Julián, Sonsonate.

En la balacera murió un hombre, de quien se desconoce la identidad. Otro joven y una señora resultaron lesionados.

Las autoridades no precisaron cuál era es pronóstico de salud de las víctimas.

Hasta el cierre de esta nota, las autoridades recababan evidencia en la escena para determinar cuál fue le móvil del ataque. No hubo capturas.

En otro hecho de violencia, ayer por la mañana, un pasajero de la Ruta 29-A fue atacado dentro de un microbús, cuando circulaba entre la 17 Avenida Norte y la 3a. Calle Poniente, de San Salvador.

La víctima, quien no pudo ser identificada, murió antes de ser ingresada al hospital Rosales. El hombre fue asesinado porque se habría resistido a que le robaran sus pertenencias.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación