Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ultiman en Nahulingo a madre e hijo cuando dormían

La mujer, de 48 años, y su pariente, de 25, fueron atacados a la 1:00 a.m. Los cuerpos fueron descubiertos seis horas después

homicidio madre e hijo

Dolores Calderón trabajaba como doméstica en Sonsonate, su hijo cuidaba la casa. | Foto por Francisco Campos

Dolores Calderón trabajaba como doméstica en Sonsonate, su hijo cuidaba la casa.

Entre los pobladores del cantón Alemán, en Nahulingo, Sonsonate, hay conmoción y temor por el homicidio de dos vecinos.

A la 1:00 de la madrugada del jueves, los lugareños escucharon dos disparos pero fue hasta que amaneció cuando se enteraron de que Dolores Calderón, de 48 años, y su hijo Ernesto José Calderón, de 25, habían sido asesinados.


Unos delincuentes irrumpieron en la vivienda de las víctimas, situada en el caserío La Vega, y los mataron mientras dormían.


“Nosotros solo escuchamos que la señora gritó y luego se escucharon los balazos”,  relató una vecina de los Calderón.


Dolores trabajaba haciendo oficios domésticos en Sonsonate; su hijo cuidaba la casa.


Allegados a la mujer y su pariente aseguraron que ningunos se metía en problemas y que vivían solos desde hace varios meses, cuando el esposo de la señora los abandonó.


No obstante, algunas fuentes manifestaron que en la misma casa supuestamente habitaba una familiar de las víctimas, quien se relacionaba con pandilleros, y de ahí se habría derivado el doble asesinato. Esta versión no fue confirmada por las autoridades.


Los lugareños temen que un hecho similar se repita, pues aseguraron que la presencia policial es mínima y eso es aprovechado por las maras, quienes cada vez van ganando más presencia en la zona.


Leñadores asesinados por disputa de territorio
Dos hombres fueron asesinados mientras cortaban leña en la hacienda Las Violetas, del cantón Los Chapetones, en Tecapán, Usulután.


Élmer Elenilson Rivera Zavala, de 40 años, y José Guillermo Andrade, de 25, residían en el cantón Paso de Gualache, del mismo municipio, y se habían trasladado en un vehículo a la zona donde los mataron para recoger leña y luego venderla.


El doble homicidio fue reportado a las 10:00 de la mañana. Se sabe que las víctimas fueron obligadas por su verdugos a tirarse a la calle boca abajo y les dispararon con escopetas.
Las autoridades informaron que los atacantes serían integrantes de la mara Salvatrucha que delinquen en el lugar y habrían matado a los leñadores porque habitaban en un cantón donde hay presencia de pandilleros rivales.


Las víctima, según las autoridades, no tenían vínculos con grupos delictivos.


Este es el tercer homicidio que registran las autoridades en Tecapán,  en los últimos cinco días.


El 28 de noviembre,  unos pandilleros asesinaron a  José Amadeo López, de 42 años, en la hacienda  San Mauricio.


El señor trabajaba haciendo viajes en su pick up en el municipio de Santiago de María.


La Policía presume que su muerte está relacionada con el cobro de las extorsiones que hacen las pandillas. 


Según la Policía, los delincuentes lo privaron de libertad ahí y luego lo llevaron a Tecapán para asesinarlo.  


Por la tarde, también fue abatido por delincuentes Ricardo Antonio Ayala.


El hombre fue lesionado de bala mientras estaba en la parada de buses conocida como Los Pinos, en el barrio Candelaria, de Usulután.


La víctima murió mientras recibía asistencia en el hospital, según las autoridades.


Registran dos asesinatos en San Miguel
En su cuenta de Twitter, el Ministerio Público informó que una señora de unos 40 años fue ultimada a balazos, la madrugada de ayer, en la colonia El Molino, de San Miguel.


La señora no pudo ser identificada porque no tenía documentos.


Aunque las autoridades no pudieron determinar el móvil del hecho, este fue atribuido a una pandilla.


 Más tarde, también fue procesada la escena donde fue ultimado a balazos Santos Víctor Pérez Ortiz, de 25 años.


El ataque fue cometido  en el cantón El Palón, de Lolotique, siempre de San Miguel.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación