Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Truncan las aspiraciones de Josué de ser médico

Adolescente fue asesinado el lunes, luego de graduarse de noveno grado con honores

Truncan las aspiraciones de Josué de ser médico

Truncan las aspiraciones de Josué de ser médico

Truncan las aspiraciones de Josué de ser médico

Familiares, amigos y maestros dieron ayer cristiana sepultura al joven Josué Daniel Ramírez González, de 16 años, asesinado el lunes por la mañana en cantón Plan del Pino, en Ciudad Delgado.

A pesar de separarse para siempre de uno de sus tres hijos, sus padres aseguraron no guardar rencor contra quienes le arrebataron la vida al muchacho y truncaron sus sueños.

Sus progenitores no piensan en venganzas porque están conscientes de la "justicia divina" y citaron las palabras bíblicas : "el que a hierro mata a hierro muere".

"Pensamos hacer un esfuerzo por salir adelante como familia, sin descartar el peligro que nos acecha cada día", expresó conmovido el papá.

A eso de las 2:00 de la tarde de ayer, varias personas a bordo de un autobús y en varios vehículos , viajaron en caravana desde el cantón el Plan del Pino en Ciudad Delgado hasta el cementerio general de Soyapango, para acompañar a la familia doliente.

En el panteón, cada uno se despidió de Josué Daniel, de quien guardarán el recuerdo de un joven que luchaba por alcanzar sus metas.

Con su asesinato, atrás quedaron aquellos grandes sueños que Josué tenía.

"Mi hijo se caracterizó por ser un excelente alumno, tenía metas y sus calificaciones lo confirmaban, su propósito era seguir con el bachillerato, trabajar y luego continuar sus estudios", subrayó.

Aunque sabía de los grandes anhelos de su hijo, fue por sus amigos y compañeros que su padre supo que la máxima aspiración del adolescente era convertirse en médico.

"A mi me sonó mucho que él realmente pensara en ser médico y pensé en algo más posible como mecánico o algo por el estilo, pero como él vertía diversas opiniones con sus amigos, me doy cuenta que a los profesores y a otras personas les dijo que quería ser médico", reconoció su padre.

"Lamento que hayan truncado los sueños de mi hijo, ojalá que no hayan más familias que pasen por esta misma situación, porque es una situación que no se le desea a nadie", sentenció.

La directora del centro educativo, quien por su seguridad no se identificó, se refirió a Josué Daniel como "una excelente persona, responsable, trabajadora y colaboradora, además de un buen compañero que participaba en la banda de paz" , refirió la maestra.

La directora afirmó que con su asesinato, le habían quitado una persona muy productiva a la sociedad.

Reconoció que el joven Josué Daniel siempre mostró una conducta ejemplar en el colegio.

Periódicamente, contó la directora, los alumnos eran inspeccionados para detectar cualquier irregularidad y para descartar problemas.

Les revisaban sus cuadernos y bolsones para desechar cualquier problema y a él en especial, nunca le encontraron nada que fuera perjudicial, explicó la directora.

La maestra insistió en que "la crítica situación de inseguridad que agobia a los salvadoreños demanda de las autoridades hacer un alto en el camino y buscar una solución a esta falta de valores", detalló la docente.

Un profesor, también presente en la despedida de Josué, manifestó que él fue "un joven diez, amable, participativo y servicial. Siempre le gustó dar lo mejor de sí", contó el maestro.

"Lo único que nosotros pedimos como maestros e institución educativa, es no a la impunidad, sino castigo a los culpables, y aunque él esté en mejor vida, que Dios castigue a los culpables", dijo el profesor.

Añadió que en el colegio se han hecho esfuerzos con la Policía Nacional Civil para que estos casos no se presenten.

"Aunque querramos hacer las cosas bien, muchas veces nuestra sociedad nos castiga de esta manera", reclamó el docente.

Por su parte, su padre dijo que "en el fondo, su hijo no está muerto y que siempre estará con él".

"En él cifraba un gran futuro, para mí era un bastión importante y también para mi familia, pero ahora que no está con nosotros, debemos creer que no se ha ido y que siempre estará con nosotros ", concluyó el papá conmovido.

Josué Daniel se graduó el domingo de noveno grado con medalla y diploma de honor por sus resultados. El lunes fue asesinado por dos pandilleros cuando se dirigía a trabajar a una panadería.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación