Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tribunal envía a prisión a marero lesionado en asalto a bus de Ruta 111

El asalto fue frustrado por un policía que viajaba como pasajero y ayer fue liberado de cargos por actuar en defensa propia.

El sospechoso del asalto a un bus el viernes anterior en Santa Cruz Michapa, fue enviado a prisión ayer por un tribunal. Foto EDH / Jorge Beltrán

El sospechoso del asalto a un bus el viernes anterior en Santa Cruz Michapa, fue enviado a prisión ayer por un tribunal. Foto EDH / Jorge Beltrán

El sospechoso del asalto a un bus el viernes anterior en Santa Cruz Michapa, fue enviado a prisión ayer por un tribunal. Foto EDH / Jorge Beltrán

Óscar Josué Paz Quezada, conocido también como Óscar Josué Hernández Escobar, fue enviado a prisión preventiva por decisión del Juzgado de Paz de Santa Cruz Michapa, en el departamento de Cuscatlán, según informó ayer la Fiscalía General de la República (FGR).

Paz Quezada, de acuerdo con las investigaciones policiales y fiscales, es uno de los miembros de la pandilla 18 que el viernes anterior asaltaron a pasajeros de un autobús de la Ruta 111, que recorría de Ilobasco hacia San Salvador.

Paz Quezada fue quien resultó con la mejor parte, pues solo fue lesionado de un brazo, en tanto que dos de sus compinches murieron, luego de que un policía que se conducía en la misma unidad como pasajero, decidió frustrar el robo múltiple.

De acuerdo con fuentes policiales, los tres asaltantes pertenecen a la pandilla 18 que está asentada en el cantón El Tablón, del municipio de Tenancingo, siempre en Cuscatlán.

El presunto asaltante fue llevado ayer a media mañana a la audiencia inicial, vestido con ropa de hospital y con un brazo vendado.

Familiares del sospechoso, por su parte, negaron que el acusado tuviera responsabilidad en el asalto al bus.

Una mujer que dijo ser la madre de Paz Quezada aclaró que su hijo regresaba de Cojutepeque y que con ella, habían acordado reunirse en un centro comercial de Soyapango.

La mujer también negó que su hijo conociera a los otros dos pandilleros que murieron en el atraco.

Sin embargo, personas que residen en el cantón El Tablón aseguraron que tanto los dos pandilleros muertos como el lesionado, son miembros de pandillas y reconocidos como tales, en esa zona rural.

Policía liberado de cargos

Además de que los tres pandilleros no cargaban armas de verdad para asaltar a los pasajeros del bus de la 111, tampoco contaban con que en la referida unidad se transportaba un policía de civil.

Fue este agente quien al ver el atraco, sacó su arma y disparó contra los delincuentes, lesionando a los tres. Uno murió en el instante, otro falleció cuando era trasladado al hospital de Cojutepeque, y Paz Quezada sobrevivió.

Ayer, antes de que el pandillero entrara a la audiencia inicial, el mismo juzgado realizó la misma diligencia contra el agente de la Policía Nacional Civil (PNC) a quien decidió poner en libertad, por considerar que actuó en defensa propia y de los pasajeros del bus, según informó la Policía.

Asimismo, se comprobó que sí hubo robo a los pasajeros.

Por medidas de seguridad, las fuentes no quisieron revelar la identidad del agente que se arriesgó al enfrentar a los tres pandilleros asaltantes.

El sospechoso sobreviviente, según la Fiscalía, será procesado por robo agravado y por intento de homicidio en contra de los pasajeros.

El tramo de carretera donde cometieron el atraco es un sector dominado también por la pandilla 18, afincada en Santa Cruz Michapa.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación