Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tribunal avala pruebas a favor de Ulloa Sibrián

Tras declaración de testigo de la Fiscalía, el imputado pidió al Tribunal varios documentos con los que pretende desenmascarar a su supuesto delator

Jorge Ulloa Sibrián está siendo procesado junto con otras 15 personas por delitos relacionados al narcotráfico. Foto EDH.

Jorge Ulloa Sibrián está siendo procesado junto con otras 15 personas por delitos relacionados al narcotráfico. Foto EDH.

Jorge Ulloa Sibrián está siendo procesado junto con otras 15 personas por delitos relacionados al narcotráfico. Foto EDH.

Cuando el juicio contra Jorge Ulloa Sibrián (alias el Repollo) y otras 15 personas acusadas de delitos relacionados con narcotráfico, ha entrado en la etapa final, el Tribunal Primero de Sentencia de San Salvador admitirá las pruebas con las que él pretende hacer su defensa material.

En la diligencia de ayer, tras la declaración de Franklin Ernesto Moza Larín —el principal testigo al que la Fiscalía ha dado beneficios a cambio de testificar contra la estructura— el Repollo pidió a los jueces que soliciten los antecedentes penales y otros documentos con los que pretende desenmascarar a su supuesto delator.

El Tribunal aceptó la solicitud por considerar que se trata de una "petición espontánea y un elemento nuevo".

El aval se dio pese a la oposición del Ministerio Público, quien alegó que Ulloa Sibrián no estaba haciendo una petición espontánea, sino que influenciado por sus abogados.

Los fiscales también acusaron a la defensa de actuar con "negligencia" porque desde el principio sabían que Moza era parte de los testigos y debieron pedir la documentación con anticipación.

El declarante ha manifestado que él trabajo para la banda dirigida por Ulloa desde 2005. Sus funciones eran trasegar la droga y llevar elevadas sumas de dinero a Centroamérica.

Según Moza, haber sido parte de la banda liderada por el imputado le permitió saber qué roles tenía cada uno y la forma cómo operaban.

Sin embargo, el testigo se contradijo ayer, varias veces, cuando los defensores de los imputados le preguntaron sobre fechas o lugares en las que se hicieron los trasiegos de droga y las personas que participaron en los mismos.

El momento más tenso se dio cuando el Repollo le recriminó a Moza que no podría haberle delegado hacer traslados de hasta un millón de dólares, como dijo el testigo, porque sabía bien que tenía "una camándula de delitos".

Durante el juicio se supo que el declarante fue procesado por los delitos de homicidio y robo. Fue capturado cuando estaba haciendo una transacción de cocaína. Fue entonces cuando, a cambio de beneficios, delató a la estructura.

"¿No cree que se está excediendo al hablar de (el traslado) esas cantidades de dinero?", le recriminó el imputado.

Según el acusado, Moza no era de su confianza y lo acusó de haberle robado unas herramientas en un lote donde se vendían vehículos.

Nelson García, abogado de el Repollo, dijo que las contradicciones del testigo han sido un revés para la Fiscalía porque se ha perfilado como miembro de un cártel de Costa Rica.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación