Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tres policías arrestados por herir a marero

El sospechoso encañonó a los investigadores

Un policía inspecciona el cuerpo de un hombre asesinado por tres pandilleros que, en su huida, se enfrentaron a investigadores policiales quienes balearon a un sospechoso. Foto EDH

Un policía inspecciona el cuerpo de un hombre asesinado por tres pandilleros que, en su huida, se enfrentaron a investigadores policiales quienes balearon a un sospechoso. Foto EDH

Un policía inspecciona el cuerpo de un hombre asesinado por tres pandilleros que, en su huida, se enfrentaron a investigadores policiales quienes balearon a un sospechoso. Foto EDH

Ayer por la tarde, tres policías fueron detenidos por sus compañeros. El delito: lesionar de bala en una pierna a un pandillero del Barrio 18 que segundos antes había asesinado a un miembro de la mara Salvatrucha (MS-13).

"Cómo es esto que los policías por salir en defensa de terceros vayamos presos por lesionar a estos delincuentes", se preguntaba ayer uno de los investigadores que participó en la captura de los tres sospechosos de matar al miembro de la MS.

El hecho sucedió en Lourdes, municipio de Colón.

Casi a esa misma hora, el ministro de Seguridad y Justicia, Ricardo Perdomo, presentaba una solicitud de reformas al Código Procesal Penal con las que se pretende beneficiar a policías y militares que en cumplimiento de su deber lesionen o maten a delincuentes o sospechosos.

El hecho en referencia, según testigos, sucedió al mediodía. El miembro de la MS-13 caminaba en la carretera que conecta Lourdes con Sonsonate. De repente sonaron cuatro disparos. La víctima alcanzó a correr unos 50 metros antes de fallecer.

Luego, los tres atacantes huyeron del lugar. Uno intentaba escapar en una bicicleta, pistola en mano; otros dos lo hacían a pie, llevaban piedras en la manos.

Intervención policial

Tres policías de la Unidad de Asuntos Internos estaban a pocos metros, entrevistando a un testigo.

Al escuchar los disparos, vuelven la vista en dirección a donde se escucharon las detonaciones. Luego vieron a los dos pandilleros que corrían con piedras en las manos.

Los investigadores no se habían percatado del pandillero que huía en bicicleta pistola en mano. Una persona les advirtió, y le dieron persecución.

El sujeto los encañonó con una pistola Makarov calibre 380. Al verse amenazados, los investigadores dispararon hacia el delincuente. Este cayó lesionado, al acercarse, los policías notaron que la pistola estaba encasquillada, es decir, que el delincuente accionó el arma contra los policías pero esta le falló.

Testigos del hecho, consultados por El Diario de Hoy, confirmaron la versión de los investigadores: el pandillero encañonó a los policías cuando se vio acorralado.

Estos dispararon y lograron lesionarlo en una pierna.

Los tres policías, mientras almorzaban, bajo la vigilancia de sus compañeros uniformados, lamentaron que la ley no los proteja. "Nosotros somos de Asuntos Internos pero al oír los disparos y ver a los pandilleros correr, actuamos; es nuestro deber", dijo uno de los detenidos.

La rápida acción de los investigadores permitió no solo la captura del sospechoso lesionado, quien fue identificado como William Alejandro Sánchez, de 21 años, sino también la de Irving Geovanny López Torres, de 18, y de Marvin B., un menor de edad, quienes, según policías de la Delegación de Lourdes, son reconocidos miembros de la pandilla 18 que opera en la urbanización Campos Verdes 3.

De la víctima mortal, las autoridades dijeron que era de la MS que vivía solo en la urbanización Nuevo Lourdes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación