Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tras asesinato de su hijo profesor, padre muere de la impresión

Familiares de ambas víctimas informaron que los velan juntos y de la misma manera serán sepultados mañana en un cementerio local

Maestro asesinado

El progenitor del docente asesinado en Usulután sufrió un paro cardíaco ayer  | Foto por EDH/ Archivo

El progenitor del docente asesinado en Usulután sufrió un paro cardíaco ayer 

Ramón Centeno, un padre de familia de 74 años de edad sufrió un paro cardiaco y murió varias horas después tras ver a su hijo asesinado a tiros cuando ordeñaba una vaca en el cantón La Presa, del departamento de Usulután.

Ramón Arturo Centeno, de 57 años de edad, fue atacado a balazos por varios delincuentes que lo sorprendieron ordeñando una vaca en su casa de habitación. Ramón Arturo se dedicaba a la docencia y era director del Complejo Educativo Las Esperanzas, en Jiquilisco, en ese mismo departamento.

Familiares de Ramón Centeno, padre del profesor asesinado, informaron a El Diario de Hoy que el padecía de una enfermedad renal crónica y que se le complicó al enterarse de la terrible noticia de su hijo asesinado, al grado que sufrió un paro cardíaco que le ocasionó la muerte.

Los parientes de ambas víctimas dijeron que este día son velados ambos cuerpos y que mañana serán sepultados en el mismo cementerio local.

Por el asesinato del director escolar, la PNC no reporta capturas. Al momento se desconocen las razones de los delincuentes para matar a Ramón Arturo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación