Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Traición a maras, posible móvil asesinato estudiantes

Homicidio de jóvenes habría ocurrido porque una de ellas se relacionó con dos mareros rivales

Iris Noemy Martínez (izquierda) y Verónica Platero tenían 15 días de vivir juntas cuando desaparecieron el 29 de octubre. Sus parientes recurrieron a las redes sociales para intentar hallarlas.

Iris Noemy Martínez (izquierda) y Verónica Platero tenían 15 días de vivir juntas cuando desaparecieron el 29 de octubre. Sus parientes recurrieron a las redes sociales para intentar...

Iris Noemy Martínez (izquierda) y Verónica Platero tenían 15 días de vivir juntas cuando desaparecieron el 29 de octubre. Sus parientes recurrieron a las redes sociales para intentar hallarlas.

Una relación sentimental entre Verónica Lissette Platero y un miembro de la pandilla 18 habría derivado en el asesinato de ella y de su amiga Iris Noemy Martínez Ruiz, ambas de 20 años y compañeras de estudio del tercer año de bachillerato en Salud del Instituto Nacional San Luis de Soyapango, explicaron a El Diario de Hoy fuentes allegadas a la investigación.

Las dos estudiantes, quienes estaban desaparecidas desde el 29 de octubre de 2012 y cuyas osamentas fueron localizadas el domingo en Soyapango, vivían en la comunidad Regalo de Dios, al norte de ese municipio.

Según los informantes, 15 días antes de que ambas desaparecieran, Platero había abandonado el hogar que compartía con sus padres para irse a vivir con Iris y con algunos parientes de esta última a un lugar dominado por la pandilla 18.

Esa no fue la primera vez que Verónica se mudaba, pues meses antes había vivido en una comunidad situada en Ilopango, atrás de la delegación policial. Allí habitó en la casa de un cabecilla de la mara Salvatrucha, con quien habría tenido una relación de pareja, señalaron las fuentes.

Cuando ese noviazgo terminó ella regresó a la casa de sus padres, pero tras unos pocos días de haberse instalado en el lugar, la estudiante se volvió a marchar al negarse a someterse a las reglas que sus progenitores le impusieron. Fue entonces que buscó refugio en la casa de su amiga Iris Noemy.

Durante ese lapso, Platero inició la relación amorosa con un sujeto que pertenecía a la pandilla contraria a la de su excompañero sentimental.

De acuerdo con las investigaciones, todo transcurrió con aparente normalidad hasta el 29 de octubre pasado, cuando ambas jóvenes salieron rumbo al hospital nacional de San Bartolo a hacer sus prácticas de enfermería previas a su graduación como bachilleres. Desde entonces nadie las volvió a ver.

La semana en la que se extraviaron, algunos allegados dijeron a este periódico que ellas les habían dicho que unos compañeros de clases (entre ellos dos hermanos, que serían palabreros de la MS) las habían amenazado, pero no explicaron el porqué.

"Eran las únicas personas que las habían amenazado; les habían dicho que no pasaba de la última semana de octubre que aparecerían en bolsas negras", dijo en esa ocasión una allegada a las bachilleres.

Hallan sus cadáveres

La tarde del domingo anterior, la Policía fue alertada sobre que en las cercanías del puente Las Mulas, en el límite entre Ciudad Delgado y Soyapango, habían unas bolsas oscuras de las que emanaba mal olor.

Agentes policiales llegaron a inspeccionar la zona y hallaron tres bolsas que contenían los restos óseos, así como los uniformes de las estudiantes y una placa de identificación con el nombre Iris Noemy.

Julio Arriaza, director de Intereses de la Sociedad de la Fiscalía, aseguró ayer que por el estado de descomposición de los cuerpos se puede establecer que fueron asesinadas hace varios meses; también reveló que ambas fueron desmembradas.

Arriaza agregó que los asesinos las habían sepultado en otro lugar y que luego las desenterraron para abandonarlas en el predio baldío donde las hallaron.

"No es la primera vez que pandilleros sustraen los cuerpos del lugar donde los habían enterrado y los depositan en otros lados por temor de que alguien pueda dar información de dónde fueron sepultados", señaló el jefe fiscal.

Las autoridades negaron que hayan localizado las bolsas que contenían los cuerpos de las bachilleres con ayuda de un testigo que esté recibiendo a cambio beneficios penales.

Cuando se le preguntó al delegado del Ministerio Público si las amenazas que habrían recibido las jóvenes estaban entre las líneas de investigación manifestó: "No descartamos ninguna de las hipótesis que puedan ser relacionadas a pandilleros o a los mismos compañeros. No queremos entorpecer la investigación".

En la misma línea se pronunció el director de la Policía, Francisco Salinas, quien anotó que están desarrollando un plan de seguridad en 300 centros educativos del país para evitar que este tipo de hechos vuelva a repetirse.

Según las fuentes consultadas por este medio, no cabe duda de que Platero fue asesinada por haberse relacionado con miembros de dos pandillas rivales, mientras que Iris Noemy habría pagado el precio de darle su hospitalidad y su amistad a quien consideraba su amiga.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación