Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El tráfico se paralizó entre Ilopango y Soyapango

En varios puntos de San Salvador el tráfico vehicular colapsó eh horas pico

Ayer, el tráfico en la calle Agua Caliente, en ambos sentidos, estaba a vuelta de rueda. Es la principal vía alternativa propuesta por el VMT, debido al Sitramss. Foto EDH / Lissette monetrrosa

Ayer, el tráfico en la calle Agua Caliente, en ambos sentidos, estaba a vuelta de rueda. Es la principal vía alternativa propuesta por el VMT, debido al Sitramss....

Ayer, el tráfico en la calle Agua Caliente, en ambos sentidos, estaba a vuelta de rueda. Es la principal vía alternativa propuesta por el VMT, debido al Sitramss. Foto EDH / Lissette monetrrosa

Transporte público y particular con motores apagados y circulando a vuelta de rueda; usuarios bajándose de las unidades y caminando por varias cuadras para llegar a tiempo a sus trabajos. Ese fue el drama que vivieron ayer los que transitan por el bulevar del Ejército, entre Ilopango y Soyapango, debido a que el tráfico se paralizó desde las 6:00 de la mañana y se prolongó por más de dos horas.

El calvario para los automovilistas y los usuarios del transporte público comenzó en la zona de Cárcel de Mujeres y el redondel Diana hasta los centros comerciales de Soyapango y las vías alternativas como la calle Agua Caliente.

De acuerdo con el departamento de Comunicaciones de la Policía Nacional de Tránsito, el desorden vial lo generó una colisión de un bus del transporte público con otro automotor.

El encargado de comunicaciones también estimó que los trabajos de ampliación en la calle Agua Caliente, ejecutados por el Fovial, abonaron a la anarquía vial de ayer.

No obstante, el Fondo de Conservación Vial (Fovial) rechazó a través de su cuenta de Twitter, que dicha situación lo haya ocasionado los trabajos. "El tráfico en Agua Caliente no es por trabajos del Fovial. Nuestra cuadrilla se retiró de la zona a las 5:15 a.m.", informaron a través de un tuit publicado ayer a las 7:40 de la mañana.

El lunes pasado, el ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, dijo que para descongestionar el bulevar del Ejército crearía un "bulevar paralelo" en la calle Agua Caliente. El funcionario se refiere a los trabajos de ampliación a cuatro carriles que, según él, se están ejecutando en la mencionada arteria.

"Vamos a aumentar a cuatro carriles, desde Cárcel de Mujeres hasta el centro de Soyapango.... Si en el bulevar del Ejército dos (carriles) son usados en el Sitramss, dos carriles serán construidos en los equivalentes, en ese nuevo bulevar que estamos iniciando en Agua Caliente, como un bulevar paralelo al bulevar del Ejército", declaró el lunes.

Ayer en las redes sociales, los automovilistas se quejaban de que en la mañana, especialmente en las horas pico, solo un carril absorbe la carga vehicular en la calle Agua Caliente de oriente a poniente; mientras que los dos carriles que conducen a Soyapango lucen vacíos.

El tráfico en el bulevar del Ejército es más lento debido a que el Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss) dejó solo dos carriles, en ambos sentidos, para el transporte público y privado.

Además, desde que el nuevo sistema extendió el horario del servicio de los buses articulados y tipo padrón, de 5:00 de la mañana a 9:00 de la noche, tampoco se pueden utilizar los carriles exclusivos.

Las dos únicas vías del bulevar del Ejército no son suficientes y las calles alternativas, como la Agua Caliente, tampoco dan abasto.

Según el presidente de la Cámara de Comercio, Luis Cardenal, la idea original del Sitramss era "muy buena", pero la implementación es calificada como mala. "No podemos calificar como bueno eso", dijo ayer el empresario en la entrevista radial de la 107.7.

Se "desbordó" el tráfico

Como "descomunal" calificó el congestionamiento que se generó ayer en la mañana, una joven madre, usuaria de la Ruta 13 autobús.

Ella viaja en esa ruta que hace su recorrido desde la colonia Santa Lucía de Soyapango hasta el centro de San Salvador, pero ayer quedó sumida en el caos vehicular. Explicó que desde que los buses del Sitramss iniciaron sus recorridos a las 5:00 de la mañana, el tráfico en la zona ha empeorado y la larga fila comienza desde Cárcel de Mujeres.

"He salido 20 (minutos) para las 6 :00 de la mañana, pero desde que el Sitramss circula a las 5:00, el congestionamiento es peor", comentó.

La joven madre dijo que ayer fue un día "de locos". Ella decidió bajarse del bus, en las cercanías de la Unidad médica de Soyapango, y caminó hasta la estación provisional del Sitramss, ubicada en los centros comerciales de dicho municipio.

Aseguró que caminó por más de 30 minutos, con su pequeña en brazos, para escapar del desorden vial y abordar otro bus y llegar a tiempo a la escuela en donde asiste su pequeña.

La única opción para llegar a las 7:15 a la guardería fue subirse a un bus del Sitramss.

Pese al sacrificio, no pudo cumplir con su tarea porque llegó una hora después de lo permitido.

Entre las 6:00 y 9:00 de la mañana, otros puntos de San Salvador también colapsaron. A través de las redes sociales, los automovilistas reportaban caos vehicular en la carretera al Aeropuerto Internacional, en el sentido hacia San Salvador; en el bulevar de Los Próceres, en las cercanías del Árbol de la Paz y por el monumento al Hermano Lejano; por el hospital Roma, y en el bulevar de Los Héroes.

El documento de evaluación de la gestión presidencial 2015, elaborado por el Departamento de Estudios Políticos (DEP) de Fusades, se expone que el Sitramss fue marcado por desaciertos, cambios y contradicciones, especialmente en la fecha de arranque.

Inicialmente, el proyecto estaba programado a que iniciara en diciembre de 2014. Desde esa fecha, tanto el vicepresidente Oscar Ortiz, como los funcionares de Obras Públicas y el Viceministerio de Transporte (VMT) pospusieron el arranque del mismo por diferentes motivos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación