Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Toque de queda atrás de la Tiendona

Lo primero que salta a la vista del visitante de las comunidades Don Bosco y Jardines de Don Bosco, es la advertencia de toque de queda en la noche

Control pandillas

En los barrios y colonias las pandilleros mantienen atemorizados a sus habitantes con mensajes de control. | Foto por EDH

En los barrios y colonias las pandilleros mantienen atemorizados a sus habitantes con mensajes de control.

Justo en la calle Renovación, que está entre los edificios del colegio Itexsal y el mercado La Tiendona, pasando los rieles en desuso del tren, encontré varios letreros pintados en las paredes de las casas que advierten a los vecinos: Toque de queda de 10:00 p.m. a 5:00 a.m.

En ese sector también andaban cuatro policías de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) patrullando esas comunidades. Ellos dijeron que el aviso de toque de queda estaba desfasado, que estaba pintado desde hacía unos tres años.

Pero no creo que sea cierto. No creo porque a finales de junio anterior, hubo un amplio operativo en esas comunidades en busca de los asesinos de dos soldados que custodiaban la estación del Sistema Integrado de Transporte de San Salvador (Sitramss) y no estaban esos letreros.

Al preguntar algunos vecinos sobre esas advertencias, algunos vecinos dicen que lo mejor es no retar la suerte.

Por las dudas, muchos aseguran que siguen cumpliendo el horario, en esas comunidades donde supuestamente vivían los pandilleros que el pasado 21 de junio asesinaron a dos militares cerca de la Terminal de Oriente.

Desde que el Gobierno del expresidente Mauricio Funes y los grupos de pandillas pactaron una especie de tregua para disminuir los índices de homicidios, esos grupos se volvieron más territoriales.

Vea el especial completo.

Ejercen un gran control en las comunidades que dominan para conservar esos territorios y para evitar que entren a matarlos, como ha sucedido en otros lugares, donde pandilleros rivales incursionan disfrazados de vendedores o de empleados de alguna empresa.

Unos 200 metros más adelante de donde están los rótulos de toque de queda,  hay un trecho de la calle Renovación que se convierte en el límite entre la 18 R y la MS que domina la comunidad Iberia.

En ese tramo, hay paredes o puertas de lámina que tienen decenas de orificios.

Los policías que encontré el día que visité esas comunidades, me comentaron  que son agujeros de balazos que disparan los 18 R para hostigar a los MS. Según vecinos del lugar y testimonios de los policías de la UMO, eso se ha cobrado varias vidas y ha causado lesiones en varios habitantes.

Duermen debajo de las camas

En ese tramo de calle donde hay varias fachadas de casas balaceadas, la gente no duerme sobre las camas sino debajo de ellas. Esa es una práctica, aseguran policías, para evitar ser alcanzado por algunas de esas balas. Algunos policías matizan eso diciendo que también desde hace varios años ya no se dan esos tiroteos.

Visite el especial completo.

Algunos lugareños me cuentan que antes de la llamada tregua, la calle Renovación era transitada por muchos automovilistas para sortear el tráfico pesado que en las mañanas se hace en el bulevar del Ejército hasta la terminal de Oriente.

Pero eso es historia. Las comunidades Don Bosco e Iberia, por años han sido bastiones de la 18 R y la MS, a pesar de que están cerca de varias guarniciones militares.

La comunidad Iberia es un gran bastión de la MS._Y estos tienen gran poder de manipulación de todo el vecindario, a tal punto que lograron, cuentan algunos habitantes, que la Fuerza Armada retirara una base militar que había allí.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación