Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Testigos identifican a Chávez Palacios como vecino

Autoridades buscaban confirmar que el imputado residía en la casa donde fue el homicidio y en dónde esparcieron las partes del cadáver.

Rodrigo Chávez Palacio fue identificado por vecinos como la persona que vivía en la casa donde hubo un homicidio. Foto EDH

Rodrigo Chávez Palacio fue identificado por vecinos como la persona que vivía en la casa donde hubo un homicidio. Foto EDH

Rodrigo Chávez Palacio fue identificado por vecinos como la persona que vivía en la casa donde hubo un homicidio. Foto EDH

Cuatro vecinos identificaron a Rodrigo Chávez Palacios como la persona que vivía en el lugar donde fue cometido un asesinato con lujo de barbarie. Al parecer, el asesinato fue perpetrado el 29 de agosto y los restos fueron hallados cuatro días después.

El reconocimiento fue ordenado por el Juzgado 1º de Instrucción de Santa Tecla como parte de las diligencias que se siguen en contra del imputado. Aunque no se ha establecido con precisión cuánto tiempo tenía de residir en la vivienda donde ocurrió el macabro hecho, facturas por servicios públicos indican que tenían cuatro meses.

Un dato revelador en las investigaciones es que el apartamento donde vivía Chávez Palacios fue rentado por un salvadoreño, amigo suyo desde hace muchos años.

Chávez Palacio es el principal sospechoso, supuestamente, de haber matado y cortado en pedazos a su víctima, un empleado municipal. Los restos humanos fueron localizados el 2 de septiembre dentro de dos maletas y una bolsa plástica, en la calle Gabriel Rosales del reparto Los Héroes.

En otra valija localizada en la 45a. Avenida Norte y otra bolsa en la calle Las Rosas, en la colonia La Sultana en Antiguo Cuscatlán, La Libertad, también se encontraron más restos humanos de la víctima.

Investigaciones policiales revelan que las armas supuestamente utilizadas en el asesinato fueron compradas horas antes en una ferretería.

De acuerdo con las autoridades policiales el crimen fue cometido con un serrucho, un corvo y una hacha.

La identidad de la víctima no ha sido revelada por la Fiscalía y sólo se conoce con la clave "Sol", quien, según las pesquisas, era amigo de Chávez desde hace varios años.

Familiares han dicho que la víctima tenía más de un año de ser amigo y que trabajaba para el sospechoso.

El caso de Rodrigo Chávez tiene reserva total impuesta por el juez solicitada por los abogados defensores, lo que ha impedido conocer más a fondo el caso.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación