Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tercer policía asesinado en una semana

Ayer mataron a un cabo de la PNC en un bus de la Ruta 117 cuando se dirigía hacia su trabajo

El cabo de la PNC fue asesinado en esta unidad de la 117A, en el cantón La Cabaña, jurisdicción de El Paisnal. Foto EDH / Jaime Anaya.Reconocen el cadáver de María Elena Bernal Ayala, de 55 años. Foto EDH / Jaime anaya

El cabo de la PNC fue asesinado en esta unidad de la 117A, en el cantón La Cabaña, jurisdicción de El Paisnal. Foto EDH / Jaime Anaya.Reconocen el...

El cabo de la PNC fue asesinado en esta unidad de la 117A, en el cantón La Cabaña, jurisdicción de El Paisnal. Foto EDH / Jaime Anaya.Reconocen el cadáver de María Elena Bernal Ayala, de 55 años. Foto EDH / Jaime anaya

Otro agente de la Policía fue víctima de la violencia criminal que alcanza un promedio de 12 homicidios por día en agosto. Con la muerte del cabo de la PNC Ricardo Antonio Hernández, ya suman 19 agentes asesinados en distintas circunstancias en el transcurso de este año y el tercero en la última semana, según las cifras policiales.

El cabo Hernández fue asesinado ayer por la mañana mientras se dirigía a bordo del autobús de la Ruta 117A placas AB84-087, hacia sus labores.

El hecho se registró en los momentos en los que el bus circulaba a la altura del kilómetro 39 de la carretera Troncal del Norte, en el cantón La Cabaña, en El Paisnal, según la oficina fiscal de Apopa.

Hernández estaba destacado en la sección de huellas dactilares de la delegación de Apopa, recibió varios balazos realizados por al menos cuatro hombres con apariencia de pandilleros.

Fuentes de la Policía informaron que se presume que los delincuentes que mataron al cabo Hernández minutos antes habían asaltado a los pasajeros de un bus de la Ruta 125 que hace recorrido entre Chalatenango y San Salvador.

Las primeras investigaciones apuntan a que los mismos individuos que recién habían asaltado a los pasajeros de la Ruta 125 se subieron luego a la Ruta 117A y comenzaron a robarles a los pasajeros.

El agente Hernández se habría opuesto a que lo despojaran de sus pertenencias y por esa razón lo asesinaron, aunque no descartan que podría tratarse por su calidad de policía y que los delincuentes lo hayan reconocido.

En los últimos nueve días, la Policía ha perdido a tres de sus integrantes. El 6 de agosto, el agente Ronald Omar Canizalez fue asesinado a balazos en un bus de la Ruta 201-A , luego de sostener una discusión por un asiento con otro pasajero. Canizalez se dirigía a su trabajo en la delegación de Quezaltepeque, La Libertad.

La noche del martes pasado, el agente Rodolfo Antonio Aguila, de 32 años, fue asesinado a balazos por pandilleros en el pasaje Paraguay del barrio La Vega, en las cercanías del cuartel central de la Policía conocido como El Castillo. En este caso, las autoridades policiales presumen que lo asesinaron en represalia por ser policía, ya que aparentemente residía en ese mismo sector que es asediado por una pandilla.

Transportistas de la Ruta 117A aseguraron a un noticiero de televisión que tienen que pagar hasta cinco extorsiones cada 15 días durante su recorrido sumando 2,000 dólares en ese período.

Las autoridades policiales registraron la muerte violenta de Walter Antonio Cáceres Reyes, de 18 años, en el cantón San Sebastián Arriba, en Santiago Nonualco, La Paz.

La noche del jueves asesinaron a Carlos Guzmán Santos, de 18 años, y quien se presume era pandillero. El crimen se registró en un microbús de la Ruta 140 que presta el servicio de transporte entre San Salvador y San Pedro Perulapán. El informe policial detalla que tres pandilleros se subieron al microbús en el kilómetro 22 de la carretera Panamericana y de inmediato atacaron a balazos a la víctima.

La noche del jueves, asesinaron a Edwin Alcides Vásquez, un supuesto pandillero, dentro de su casa de habitación situada en el cantón Las Colinas de Armenia, Sonsonate. Además se registró la muerte de un joven de entre 20 y 25 años, quien no fue identificado por no tener documentos, en el polígono 55 de la residencial Altavista, en Ilopango.

Julio terminó con 346 homicidios, según IML

Un informe de Medicina Legal detalla que julio terminó con 346 homicidios, de los cuales 22 correspondían a mujeres y 323 eran hombres. Detalla que el 36 por ciento de los asesinatos se cometieron en el departamento de San Salvador, seguido de Usulután donde se produjeron el 31 por ciento de los crímenes; Sonsonate con 29 por ciento y La Libertad con 28 por ciento.

Del total de homicidios de julio, 261 fueron cometidos con arma de fuego, 23 con arma blanca, 16 con objeto corto contundente nueve con objeto contundente y siete vapuleados, entre otros.

Señala el informe que en los primeros 13 días de agosto se registraron 140 homicidios, de los cuales 131 eran hombres y 9 mujeres. Detalla que en julio de 2012 se registraron 175 asesinatos; en el mismo mes del año pasado hubo 253 y este año 346, lo que significa un incremento considerable. El promedio de julio y agosto corresponde a 11 homicidios por día.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación