Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Temor a más ataques impidió Santo Entierro

En otros hechos, una señora y un marero fueron asesinados ayer, según la FGR

El ataque en el Vía Crucis se cometió el sábado a las 11:00 de la mañana en el caserío El Tamarindo en San Pedro Perulapán, Cuscatlán. Hubo dos heridos de gravedad. Foto EDH / Archivo.

El ataque en el Vía Crucis se cometió el sábado a las 11:00 de la mañana en el caserío El Tamarindo en San Pedro Perulapán, Cuscatlán. Hubo dos...

El ataque en el Vía Crucis se cometió el sábado a las 11:00 de la mañana en el caserío El Tamarindo en San Pedro Perulapán, Cuscatlán. Hubo dos heridos de gravedad. Foto EDH / Archivo.

Las celebraciones finales de la Semana Santa están paralizadas en el caserío El Tamarindo de San Pedro Perulapán, en Cuscatlán. Desde el sábado pasado los feligreses suspendieron el Vía Crucis y posteriormente en la noche el Santo Entierro, después que supuestos pandilleros realizaran un ataque contra dos feligreses.

Hasta los más devotos católicos no han salido de sus viviendas por temor a más ataques de parte de los mareros de la zona, informaron pobladores.

Mientras los vecinos permanecen con temor a más ataques de parte de estos sujetos, una familia del pueblo ha vivido en zozobra y tristeza en las últimas horas.

Se trata de los parientes de Marco Tulio Mejía, quienes han permanecido en el hospital esperando noticias del estado de salud del joven.

"Los médicos nos dijeron que ya salió de la operación que duró como 10 horas. Su estado de salud es delicado", expresó uno de los parientes de la víctima.

El joven fue atacado por dos sujetos apodados Los Gatos, unos pandilleros de la 18 que, en el instante del ataque, corrían pistola en mano alejándose del lugar de los hechos.

Mejía recibió disparos en la cabeza y abdomen; y una señora de 50 años resultó lesionada de una pierna.

Hasta ayer la Policía no había reportado detenciones del ataque, el cual fue condenado en las redes sociales.

Tras el arremetimiento de los pandilleros el Fiscal General, Luis Martínez, repudió el ataque y expresó: "Lamentablemente los pandilleros terroristas ni el tiempo santo respetan. ¿Qué podemos esperar sobre diálogo sincero de paz social?", cuestionó.

Más homicidios en la Semana Santa

Ayer la violencia se cobró la vida de dos personas en Sonsonate y La Unión, reportó la Fiscalía en su cuenta de Twitter.

El primer ataque se perpetró en el barrio San Carlos, en las inmediaciones de la terminal de buses de La Unión

Las autoridades identificaron a la víctima como María Natividad Álvarez, de 54 años. La señora fue atacada a balazos en el lugar y luego trasladada al hospital nacional de la localidad donde murió.

El comisionado Frizt Deneris, jefe regional de la Policía Nacional Civil, indicó que por el homicidio de la mujer hay un marero de la 18 detenido como presunto responsable. "Al pandillero se le incautó un arma de fuego, hasta el momento no se ha establecido el móvil del homicidio de la señora", aclaró.

Según el jefe policial, los homicidios en la temporada de vacaciones han tenido un leve aumento de cuatro, pues "el año pasado se registraron siete homicidios, hoy llevamos un total de 11 hasta el domingo al mediodía, el incremento se ha dado en el departamento de Usulután", agregó el oficial.

Además en Sonsonate, un pandillero de la 18 identificado como Víctor Valentín Rojas, de 23 años, fue asesinado en un lote sin número de la hacienda Buena Vista del cantón Huisciyolate, del municipio de Izalco.

También el criminólogo Israel Ticas informó que el cadáver de una mujer fue rescatado de un cementerio clandestino en el cantón Sisimitepec, en Nahuizalco.

La víctima tenía entre 16 y 25 años de edad, vestía blusa negra con letras de colores, jean azul, tenis y pulseras de hule rojas y negras. Según el experto, tenía de uno a tres meses de haber sido asesinada.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación