Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Tamarindo dominado por El Cobra

El marero José Degni Guandique Jiménez es el reo señalado de dirigir clicas que operan en la zona costera del oriente del país

En el lugar conocido como La Metaza opera la clica Coronados Littles Saycos Salvatruchos (CLSS) de la MS-13.

En el lugar conocido como La Metaza opera la clica Coronados Littles Saycos Salvatruchos (CLSS) de la MS-13.

En el lugar conocido como La Metaza opera la clica Coronados Littles Saycos Salvatruchos (CLSS) de la MS-13.

José Degni Guandique Jiménez, de 37 años, (a) El Cobra o Chepe Calzón, es considerado como uno de los cabecillas de la clica Coronados Littles Saycos Salvatruchos (CLSS), que opera en la playa El Tamarindo, en el departamento de La Unión.

Según el jefe fiscal de la zona oriental del país, German Arriaza, El Cobra o Chepe Calzón llegó al país en 2006, deportado de Estados Unidos.

Fuentes policiales aseguran que vivió varios años en el referido país, donde tuvo contacto con varios cabecillas de la mara Salvatrucha (MS-13) en diferentes ciudades.

Cuando regresó a El Salvador vivió en el cantón La Metaza, en La Unión, una zona situada en la playa El Tamarindo, donde organizó una de las clicas más fuertes de la zona.

A pesar de estar preso en la cárcel de Ciudad Barrios, según la Policía, el pandillero no solo ha dirigido durante varios meses la clica CLSS que opera en la zona costera en el referido lugar, sino que sigue siendo el cabecilla de la estructura delincuencial.

Este pandillero se encuentra preso en el penal de Ciudad Barrios, San Miguel, y es el mismo que dirigió una conferencia telefónica publicada por El Diario de Hoy en la cual reveló una pugna entre su clica CLSS y otra clica salvatrucha; ambas operan en el oriente del país, según afirman fuentes policiales y fiscales.

El Cobra no anduvo mucho tiempo libre delinquiendo. Arriaza confirmó que la Fiscalía recibió varias denuncias de empresarios y comerciantes que eran extorsionados por la clica antes mencionada.

Investigaciones del Ministerio Público señalan que El Cobra, junto con otros dos sujetos, recogieron el dinero de los chantajes.

Después de varias semanas de indagaciones, la Fiscalía determinó que El Cobra exigía cantidades de dinero considerables a empresarios del transporte público.

Realizaba los chantajes personalmente y era acompañado por otros pandilleros de la mara Salvatrucha, quienes después del proceso judicial fueron declarados prófugos y sobre quienes pesan órdenes de captura que siguen vigentes, giradas por el Tribunal de Sentencia de La Unión.

Al momento del cobro de las extorsiones, los investigadores dieron vigilancia a los pandilleros y los capturaron cuando obtenían el dinero, en flagrancia.

Detenido en el cantón La Metaza

El 25 de agosto de 2006, los investigadores lo localizaron en su casa y, durante un operativo, fue detenido por el delito de extorsión agravada.

Arriaza explicó que durante el proceso judicial los fiscales lograron que las víctimas identificaran a El Cobra en un reconocimiento de rueda de fotografías.

La diligencia judicial y otras evidencias sirvieron para que los fiscales pudieran sustentar las acusaciones en contra del ahora convicto.

A lo anterior sumaron los relatos de las víctimas que relataron cómo El Cobra les exigía el dinero.

El pandillero también fue señalado por exigir varias cantidades de dólares a propietarios de pequeños negocios situados en La Unión; sin embargo, las fuentes policiales aseguran que nunca se judicializó este tipo de extorsiones.

El jefe fiscal indicó que el 19 de marzo de 2007, casi siete meses después de su arresto, el Tribunal de Sentencia de La Unión lo condenó a ocho años de cárcel durante una vista pública.

Los jueces dieron validez a los testimonios de las víctimas y al reconocimiento en rueda de fotografías, ambos elementos fueron claves para que los jueces sentenciaran a Guandique Jiménez.

Arriaza confirmó a El Diario de Hoy que El Cobra fue enviado al penal de Ciudad Barrios, en San Miguel, después de haber sido condenado.

El Cobra ya purgó seis años en el referido recinto carcelario y está en proceso de recobrar su libertad en un Juzgado de Vigilancia Penitenciaria.

"Dentro del procedimiento de ejecución de la pena se señalan diferentes audiencias, pero para ser beneficiado debe de cumplir con una serie de requisitos, como reglas de buena conducta, someterse a talleres y a actividades de reinserción a la sociedad. Habría que revisar su caso", explicó el jefe fiscal.

"El Fighter" también fue sentenciado a tres años

German Arriaza agregó que el Ministerio Público también logró la condena de Jaime Alberto López, de 18 años, (a) El Fighter, a tres años de cárcel por el delito de agrupaciones ilícitas.

El Fighter no está preso, ya que la pena que impusieron los jueces de Sentencia de La Unión es excarcelable, él también es otro mencionado en la conversación telefónica, asegura que vive en La Unión, que se dedica a la pesca y que a veces vive en San Miguel.

El jefe fiscal añadió que el sujeto es parte de una estructura de la mara Salvatrucha que delinque en la zona costera de La Unión, específicamente en el municipio de Conchagua.

El referido marero fue procesado junto con otros sujetos que también pertenecían a una clica de la MS en el referido municipio.

Fue sentenciado el 9 de enero pasado y fue procesado en un juzgado de sentencia de La Unión a principios de ese año.

López vivía en el caserío El Avillal, del cantón El Ciprés, en Conchagua.

En ese mismo lugar fue detenido por los investigadores durante un operativo.

Fuentes policiales aseguran que el sujeto reside, por días, en la dirección antes mencionada.

La Fiscalía confirmó que López pertenece a una estructura de la mara Salvatrucha llamada "Los Heinster", que también opera en la playa El Tamarindo.

Existe además otra estructura delincuencial denominada Vía Satélite, que también está formada por pandilleros de la Salvatrucha.

El jefe fiscal detalló que la MS-13 tiene cuatro estructuras que delinquen en el municipio de Conchagua, sobre todo en las principales zonas turísticas, entre ellas las playas: Las Tunas, Negras, Blancas, El Tamarindo, El Jagüey y otras.

Años atrás, cuando la operatividad de la MS-13 se incrementó en la referida zona, se generó una racha de asesinatos por la disputa de territorio con mareros rivales de la Pandilla 18.

Arriaza dice que, en los últimos meses, las autoridades han golpeado a estructuras que viven en esas zonas y que estaban vinculadas a las extorsiones transnacionales.

Las autoridades no descartan que ambos pandilleros, El Cobra y El Fighter hayan participado en los chantajes hacia otros países.

El Ministerio Público ha corroborado las llamadas para la extorsiones al extranjero han salido desde el penal de Ciudad Barrios, en el que están presos El Cobra y la cúpula de la mara Salvatrucha.

Fuentes policiales afirmaron que desde hace varios meses la MS-13 tiene el control de la zona turística. La mayoría se dedica a la extorsión y al tráfico de droga, según las fuentes policiales locales.

Un recorrido que realizó un equipo de El Diario de Hoy confirmó la presencia de los pandilleros en esos sectores.

Los pandilleros han marcado su territorio con grafitis en varias paredes de los ranchos de esos sitios.

En la zona de La Metaza, los pandilleros han marcado su territorio como la clica Coronados Littles Saycos Salvatruchos, la misma de la que es parte El Cobra.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación