Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Supuestos mareros de la MS mataron a director escolar frente a alumnos

El lunes desconocidos llegaron a casa del profesor. Dijeron que eran exalumnos

Ayer al mediodía, los restos del profesor Parada fueron llevados de Medicina Legal a su casa, donde fue velado. Hoy lo sepultarán. FOTOS EDH / Jorge Reyes

Ayer al mediodía, los restos del profesor Parada fueron llevados de Medicina Legal a su casa, donde fue velado. Hoy lo sepultarán. FOTOS EDH / Jorge Reyes

Ayer al mediodía, los restos del profesor Parada fueron llevados de Medicina Legal a su casa, donde fue velado. Hoy lo sepultarán. FOTOS EDH / Jorge Reyes

Raúl Antonio Parada era un hombre muy apreciado en el municipio de Lolotique, departamento de San Miguel.

En sus más de 30 años de trabajar como profesor se ganó el cariño de miles al prodigar buenos consejos y hacer favores cuando alguien lo buscaba.

Pese a ello, el martes anterior a las 4:30 p.m. fue asesinado cuando se disponía a retirarse del Centro Escolar Evaristo Mejía, en el cantón Amaya, de Lolotique.

Ese día, de acuerdo con algunos estudiantes, todos los alumnos fueron despachados un poco antes de la hora regular, debido a que se avecinaba una tormenta y muchos de los estudiantes debían caminar largas distancias.

Parada, quien era el director de la escuela, se dispuso a revisar que todos los salones quedaran bien cerrados. Lo vieron ir de nuevo a su oficina, la dirección.

Fue en ese momento que personas que estaban aún en la escuela vieron entrar a dos hombres jóvenes y desconocidos. Llevaban armas.

A una estudiante que al parecer iba a entrar a la dirección donde estaba el profesor, los asesinos le hicieron señas de que se retirara. Ante el inminente peligro, una empleada de la escuela la retiró lo más que pudo.

En ese instante se escucharon varios disparos. Se oyeron a varios metros a la redonda. Los dos hombres salieron tranquilamente de la escuela.

De acuerdo con compañeros de trabajo del director, los asesinos le dispararon en el pecho, directo al corazón.

Una memoria (USB) y un teléfono que cargaba en la bolsa de la camisa quedaron destrozados por los disparos. Parada murió de inmediato.

Capturan a sospechosos.

Horas después del asesinato, la policía de Lolotique con ayuda de otros puestos policiales inmediatos, ejecutó un operativo policial para tratar de capturar a los asesinos.

Ayer por la madrugada, Luis Alonso Sandoval, de 22 años, y Juan Carlos Díaz, de 19, más dos menores de edad fueron arrestados en diversos caseríos de Lolotique.

De acuerdo con la Policía, los cuatro son miembros de la Mara Salvatrucha (MS). No obstante, las fuentes no quisieron explicar qué indicios de culpabilidad existen contra los cuatro sospechosos arrestados.

Al respecto, algunos familiares del docente asesinado dijeron que Parada nunca les comentó sobre amenazas o problemas que le hicieran temer por su vida.

Lo iban a matar el lunes

De acuerdo con fuentes policiales, el profesor Parada sería asesinado el lunes anterior. Varios jóvenes desconocidos llegaron a la vivienda del maestro con la excusa de comprar cigarrillos, pues en la casa hay una tienda.

Los jóvenes preguntaron por el profesor Parada con la excusa de que habían sido alumnos de él.

Ese día tal vez no consumaron el asesinato porque en la vivienda había varias personas que habían llegado a visitar a los hijos del director.

Pese a que la familia dice que Parada era muy reservado y que no contaba sus problemas para no preocuparlos, días antes, el maestro había comentado a un amigo de mucha confianza, que se sentía amenazado.

Por su parte, algunos policías creen que lo más posible es que a Parada lo hayan asesinado miembros de pandillas debido a que él era muy estricto en cuanto a la disciplina en el centro escolar.

Asesinan a otro profesor

El lunes por la noche, a las 8.00, Nelson Arístides Cerros Hernández viajaba en su vehículo placas P-249-636, en la avenida Bernal, en Mejicanos, cuando desde un pick-up azul le pasaron disparando. Cerros Hernández perdió el control del auto e impactó contra un poste del tendido eléctrico, fue rescatado y trasladado al hospital Rosales donde falleció el martes por la mañana.

De acuerdo con la Policía, la víctima se desempeñaba como profesor de un colegio privado.

Tras conocer el asesinato de Parada, ayer, representantes de Bases Magisteriales, dijeron que debido a los altos niveles de inseguridad están considerando pedir una categorización de seguros de vida, diferente a la que tienen por ahora.

"Ya que el riesgo es demasiado, creo que hay que buscar otras alternativas, porque cada día que pasa, hay más madres solas, sin hijos y sin esperanza alguna", expresó un dirigente.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación