Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Supuesto enfrentamiento deja cuatro muertos en Chinameca

El hecho  ocurrió en el caserío El Copinol, de Chinameca, San Miguel. Según la Fuerza Armada, los presuntos mareros tenían punto de asalto en la zona

Cuádruple homicidio

Cuatro pandilleros resultaron muertos luego de enfrentarse a miembros de la Fuerza Armada, en un tiroteo. Hecho ocurrió en Chinameca | Foto por Jaime López

Cuatro pandilleros resultaron muertos luego de enfrentarse a miembros de la Fuerza Armada, en un tiroteo. Hecho ocurrió en Chinameca

Cuatro  presuntos pandilleros de la 18, murieron según la Fuerza Armada en un enfrentamiento contra soldados, el sábado por la mañana,  en el caserío  y cantón El Copinol I, de Chinameca,  San Miguel.

El general Félix Nuñez,  jefe de la tercera zona Militar con sede en San Miguel,  confirmó que los presuntos pandilleros tenían un punto de asalto en el referido lugar  y la población lo había denunciado.

Una patrulla de la Fuerza de Tarea Poseidón de San Miguel llegó a brindar apoyo a la Policía y se encontraron con los sujetos quienes, aparentemente,  de inmediato  abrieron fuego.

En respuesta al supuesto  ataque, los militares dispararon y murieron cuatro sujetos de los ocho que se encontraban reunidos en la calle.

Los cadáveres de los cuatro hombres quedaron casi uno sobre otro,  en una calle vecinal. Los supuestos atacantes estaba sin camisas y solo vestían pantalones cortos, según se observaba desde unos 200 metros de distancia.

“El punto de asalto fue sobre la calle, los soldados ingresaron patrullando entre las 8:00 y 9:00 de la mañana, encontrándose con los sujetos quienes dispararon contra los soldados, quedando en el lugar cuatro terroristas fallecidos”, agregó el general Félix Nuñez.

Los supuestos pandilleros muertos fueron identificados como José y Marvin Coreas Villalobos, ambos de 18 años, Edwin C. V. y Fredy  L., ambos de 17.

Trascendió que uno de los muertos era hijo de un agente policial, este parentesco no fue confirmado por la autoridades. Según el jefe militar, en la escena encontraron una escopeta hechiza.

Según la Policía, cuatro sujetos más, se dieron a la  fuga durante  el tiroteo, no se reportó  ningún soldado  ni policía lesionado.

El procesamiento de la escena comenzó a las 8:00 de la mañana y a las 4:00 de la tarde del sábado, las autoridades seguían trabajando.

Un agente afirmó que a la escena solo faltaba Medicina Legal, pues ya había un fiscal encargado de dirigir el procesamiento del hecho.

Como en otros casos, donde las autoridades han manifestado que se han registrado enfrentamientos, en cantón El Copinol, la Policía se mostró hermética y cerrada a dar información.

De hecho, cuando un equipo de El Diario de Hoy llegó a la zona de los hechos, corrieron la banda amarilla unos 200 metros más hacia adelante, para  impedir que se precisaran los componentes que habían en la escena.

Zona de difícil acceso

El lugar de los hechos es escabroso y no cualquier vehículo de uso normal podía subir al cantón El Copinol por el tipo de vía (tierra movediza) y su alto nivel de inclinación.

La zona donde supuestamente se registró el ataque es conocida como La Montañita, la cual está cultivada de café y    se observaban pocas casas, todas cerradas y sin moradores.

Al parecer porque es época  de cortas de café o por el nivel de peligrosidad que se experimenta en la zona.

Los pocos vecinos que se veían en el trayecto, se notaba que tenían temor y se limitaban a contestar escuetamente lo que se les preguntaba.

Los hechos se registraron a unos cinco kilómetros de distancia del casco del municipio de Chinameca.

Sobre los acontecimientos que originaron la muerte de los cuatro hombres, las autoridades policiales en el lugar no quisieron dar información.

Tampoco en la subdelegación de Chinameca.  En esa sede una  representante de la comunidad de la Policía, dijo que solo se sabía que habían cuatro muertos pero más no se podía precisar.

Un agente policial manifestó que estaba imposibilitado a dar detalles del caso y que en todo caso, era el oficial de turno el que podía referirse.Tampoco la Fiscalía quiso dar mayor información del cuádruple crimen.

En la zona urbana de Chinameca, los pocos habitantes que transitaban lo hacían sin mayor problema, en sus rostros no se reflejaba la pesadilla que sus coterráneos están viviendo en las zonas rurales.

En paredes y postes del alumbrado público se observaban grafitis de la pandilla 18. Los homicidios en Chinameca y Nueva Guadalupe han sido frecuentes.

Uno de los casos ocurrió el 13 de agosto por la noche cuando se  registró un doble asesinato en cantón Las Mesas.
En la escena las autoridades hallaron casquillos de arma 9 milímetros y fusil M16, el hecho fue atribuido a la pandilla 18.  

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación