Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sumaron 47 homicidios el fin de semana

El registro comprende desde las 8:00 de la mañana del viernes hasta las 8:00 de la mañana de ayer lunes

Foto EDH / Mauricio Cáceres

Foto EDH / Mauricio Cáceres

Foto EDH / Mauricio Cáceres

Las autoridades del Instituto de Medicina Legal (IML) informaron ayer que sumaron 47 homicidios los que fueron cometidos desde las 8:00 de la mañana del viernes pasado hasta las 8:00 de la mañana de ayer lunes. La mayoría de estos asesinatos fueron atribuidos por las autoridades policiales al accionar de las pandillas, ya sea como víctimas o como victimarios.

El director del IML, Miguel Fortín Magaña, explicó que en 33 homicidios fueron usadas armas de fuego; en seis, armas blancas; en cuatro, objetos contundentes; una víctima fue lapidada y otra ahorcada. "No se puede hablar de tendencias en un fin de semana. El domingo pasado fue un día extremadamente violento", dijo Fortín Magaña.

Las cifras reveladas por la Policía Nacional Civil (PNC) detallan que el domingo pasado registraron 30 asesinatos: 29 hombres y una mujer. De ese total, 18 eran pandilleros, uno era policía, otro era comerciante de verduras, uno más era propietario de un terreno agrícola, otro era comerciante, y otro más era vigilante particular.

Desde que se acabó el conflicto armado, el domingo ha sido uno de los días más violentos en el país.

Hasta ayer, el día más violento había sido el 20 de junio de 2010, cuando fueron perpetrados 35 asesinatos, entre estas víctimas están los 17 pasajeros que murieron en el incendio provocado por los pandilleros a un microbús de la Ruta 47, en Mejicanos.

El director de la Policía, Rigoberto Pleités, explicó que de los 18 mareros muertos el domingo, seis eran integrantes de la pandilla 18 y 12 pertenecían a la rival mara Salvatrucha (MS): "tenemos 18 víctimas que de acuerdo al reconocimiento inicial eran pandilleros".

Además le atribuyó a las pandillas las muertes de 21 personas. Otras cuatro muertes se derivaron de la violencia social y dos se derivaron de la delincuencia común.

Explicó también que en los 21 casos de homicidios en los que hay participación de las pandillas, nueve fueron cometidos por la mara 18, otros siete por pandilleros de la MS, y los cinco restantes aún no han determinado qué pandilla los cometió.

"Las cifras nos indican que al menos el 60 por ciento (de los homicidios del fin de semana), por lo menos en la fase inicial, estamos claros que ha sido una participación de las pandillas", dijo Pleités.

Entre los móviles de los 30 homicidios del domingo, la Policía registró que cuatro obedecieron a purgas internas en la pandilla 18, es decir, homicidios entre ellos mismos; otros cuatro por depuración en la mara Salvatrucha; seis por rencillas entre pandillas rivales; uno por violencia social, siete por accionar delincuencial. Hay ocho casos en los que aún no han sido esclarecidos los móviles.

El subdirector de la Policía, Mauricio Ramírez Landaverde, aseguró que el "comportamiento anormal" que se registró el domingo pasado fue provocado por el accionar de las pandillas.

"Estamos ante una situación provocada por estos mismos grupos delincuenciales en contra de sus mismos integrantes. Hay que aclarar que, en su mayoría, al menos 18 casos son delincuentes, son miembros de estructuras pandilleriles", detalló Ramírez Landaverde.

Trajo a cuenta el asesinato de José Rigoberto Rodríguez, un pandillero de Valle del Sol, en Apopa, quien habría sido asesinado por sus propios compañeros pandilleros.

"Este es un caso típico en el cual estas estructuras delincuenciales, por distintas razones, optan en un momento determinado por asesinar a miembros de sus mismos grupos", dijo el subdirector.

Pleités sostuvo que no puede especular sobre si el incremento de los homicidios está ligado a la campaña electoral.

"Nosotros reconocemos el incremento del número de homicidios y las acciones que vamos a tomar para que se reduzcan en el corto plazo. No podemos, por principio, Constitución, ni por Ley, estar haciendo valoraciones políticas de un tema que tiene que ver con la criminalidad", anotó Pleités.

Doble homicidio en Santa Cruz Porrillo

Los cadáveres de Juan Francisco Ramírez, de 25 años, y de José Óscar Arsenio González, de 23, fueron hallados ayer en el sector conocido como Barrio Nuevo de Santa Cruz Porrillo, en Tecoluca, San Vicente.

Ambos, quienes eran agricultores, habían sido raptados desde el viernes anterior.

En la colonia Nao de San José Guayabal, Cuscatlán, fue asesinado David Antonio Portillo Menjívar, de 37 años, según fuentes de la oficina fiscal de Cojutepeque.

Otro homicidio se registró en el kilómetro 21 de la carretera Panamericana, en la jurisdicción de San Pedro Perulapán, en Cuscatlán.

En este lugar asesinaron a Sergio Adalí Vides López, de 21 años, cuyo cadáver fue hallado atado de las manos y con varias lesiones hechas con una arma blanca.

Alrededor de las 7:30 de la noche, un reo que fue trasladado al hospital de La Unión intentó quitarle el arma a uno de los custodios del nosocomio, y durante el forcejeo este último recibió un disparo en el brazo.

Al parecer, el reo sufrió un ataque de epilepsia.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación