Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sujeto mata con un corvo a madre e hija en Santa Ana

Es el compañero de vida de la mujer. Es prófugo de la justicia, según las autoridades

Yeimy Amadaí Hernández, de seis años, murió en el hospital de niños Benjamín Bloom, por las heridas provocadas por su padrastro. Foto EDH / CLAUDIA CASTILLO.

Yeimy Amadaí Hernández, de seis años, murió en el hospital de niños Benjamín Bloom, por las heridas provocadas por su padrastro. Foto EDH / CLAUDIA CASTILLO.

Yeimy Amadaí Hernández, de seis años, murió en el hospital de niños Benjamín Bloom, por las heridas provocadas por su padrastro. Foto EDH / CLAUDIA CASTILLO.

Las evidencias encontradas en la escena donde Dagoberto Marroquín, supuestamente, lesionó de gravedad a Margarita del Carmen Hernández Salazar, de 32 años, y su hija Yeimy Amadaí Hernández, de apenas seis años, evidencian la brutalidad y rabia con la que las atacó.

La ira del sujeto nació tras una separación de cinco días que tenía con Margarita del Carmen, tras tener una vida de varios años entre gritos, violencia y ofensas verbales, según los vecinos.

Marroquín había amenazado a su pareja de muerte. Sin embargo, la señora evitaba al sujeto y nunca se habían visto las caras hasta el jueves a las 9:30 de la noche.

Los vecinos escucharon los gritos de Margarita, muchos salieron a ver lo que pasaba pero, por la oscuridad, era difícil detener al hombre enfurecido.

En segundos también gritaba Yeimy de seis años. La niña intentaba detener al sujeto al ver cómo atacaba a su madre.

"Nosotros salimos a ver pero el sujeto estaba enfurecido. Corrió y nadie lo pudo detener. Nosotros auxiliamos a las mujeres y avisamos a la Policía para que las trasladaran al hospital", expresó un vecino.

Madre e hija recibieron múltiples heridas causadas con un corvo. El repudiable ataque se cometió en el caserío El Pital del cantón Magdalena, en Chalchuapa, Santa Ana, a las 9:30 de la noche del jueves.

En un principio, las dos víctimas fueron trasladadas aún con vida hasta el hospital nacional San Juan de Dios, en Santa Ana. La señora fue ingresada a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y la niña remitida al hospital de niños Benjamín Bloom, en San Salvador.

La Fiscalía General de la República (FGR) confirmó que la menor, que era hijastra del sospechoso, murió en el transcurso de la mañana de ayer.

La pequeña presentaba mutilación de cuatro dedos de la mano derecha y heridas profundas en el cráneo.

Su madre murió horas después en el nosocomio santaneco, a causa de la gravedad de la herida que también recibió en la cabeza y en otras partes del cuerpo.

Según la información brindada por la Fiscalía, el hombre se encontraba bajo los efectos del alcohol cuando cometió el brutal ataque.

Hasta las 4:00 de la tarde de ayer, las autoridades aún no habían dado con el paradero del presunto responsable.

"El señor está prófugo y siendo buscado por la Policía. Esperamos encontrarlo antes que termine la flagrancia", manifestó una fuente fiscal.

El hombre será acusado de los delitos de feminicidio y homicidio agravado en perjuicio de las dos víctimas.

En doble homicidio fue repudiado por las audiencias en las redes sociales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación