Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sugieren relevo de altos mandos en la Policía Nacional Civil

Desde que se creó la PNC, los mismos oficiales han dirigido las jefaturas en la corporación

Los policías no tienen un sistema de pensiones propio que les facilite su retiro. Foto EDH

Los policías no tienen un sistema de pensiones propio que les facilite su retiro. Foto EDH

Los policías no tienen un sistema de pensiones propio que les facilite su retiro. Foto EDH

Desde que se creó la Policía Nacional Civil (PNC), las dos primeras promociones de los mandos superiores de la corporación han llevado la carga de conducir la Policía, pero según oficiales y diputados consultados, ya es hora de dar paso a las nuevas generaciones para que puedan dirigir a la institución policial en el combate contra la delincuencia.

Los oficiales consultados coinciden en que, después de 21 años de haberse creado la Policía, es necesario que se haga un relevo generacional en los mandos policiales, tal como sucede en la Fuerza Armada, para refrescar con nuevas ideas la conducción de la Policía lo que permitiría mejores resultados en contra de la criminalidad.

Esa postura es respaldada por dos diputados de la Comisión de Seguridad Pública de la Asamblea Legislativa, quienes coincidieron en que el relevo no debe de significar el cambio de una persona por otra, sino que los jefes policiales sean escogidos y nombrados por su idoneidad, experiencia y capacidad.

"Hay que reconocer que a este grupo de oficiales se le encomendó la tarea compleja y complicada de crear una nueva Policía", dijo Benito Lara, diputado por el FMLN, quien agregó que "los momentos por los que atraviesa el país se requiere de ideas nuevas, no es el tema del recambio de una persona por otra persona, sino de ideas nuevas y algunas veces las ideas nuevas las tienen la sangre joven".

En cambio, el diputado por ARENA, Ernesto Angulo, sostuvo que "en otras policías de Sudamérica o Estados Unidos la gente que se va retirando de la Policía pasa a formar parte de un consejo asesor que se consulta constantemente y son convocados para decidir estrategias de lucha contra el crimen o el narcotráfico".

Agregó que "eso sería muy bueno, porque no estoy de acuerdo en desechar a la gente solo para darle paso a otro, hay que ver quién lo va a sustituir , quiénes pueden y quiénes no pueden".

El problema radica, según los policías consultados, en que la corporación no tiene un sistema previsional propio que establezca los años de servicio y la edad mínima para que el personal policial pueda retirarse de la institución.

La Ley de la Carrera Policial indica que el retiro de la corporación de los policías estará sometido a las disposiciones de la Ley de creación del Instituto Nacional de Pensiones de los Empleados Públicos (INPEP).

"Se tiene que buscar un sistema previsional que permita que los jefes policiales puedan retirarse con determinados años de servicio", dijo un comisionado de la tercera promoción.

Algunos comisionados de la Policía aseguraron que las primeras dos promociones de mandos superiores tienen 21 años de estar en el poder, por lo que se han ganado el calificativo de "la tandona policial", y agregaron que "no nos han querido dar la oportunidad de conducir la Policía a las otras promociones porque saben que nos podemos desempeñarnos mejor que ellos", afirmó un comisionado.

Otros oficiales de menor rango explicaron que la falta de un mecanismo que permita la salida de los altos jefes policiales, luego de cumplir con los años de servicio o tener la edad mínima de jubilación, es uno de los problemas históricos que no se contemplaron durante la creación de la Policía.

"No se previó la forma cómo los policías y los jefes de la Policía podían ampararse a su jubilación, sino que hasta que cumplan los 60 años o al menos 30 años de servicio tal como estipula la ley", destacó un oficial.

Explicó que hay por lo menos 200 mandos policiales de todos los niveles que ya superaron la edad exigida para poderse retirar, pero no tienen la cantidad mínima de los 25 años de cotización para jubilarse. Lo que pasa, según el jefe policial, es que estos comisionados e inspectores comenzaron a cotizar al sistema de pensiones justo con el nacimiento de la Policía, hace 21 años.

"La Asamblea tendría que elaborar un decreto para facilitarle el retiro voluntario de los jefes policiales que ya cumplieron los años de servicio, pero no la edad o ya cumplieron la edad pero no los años de servicio y así también se podrá limpiar políticamente a la PNC desde las primeras promociones", dijo un el jefe de una delegación policial.

Los oficiales consultados explicaron que hay comisionados que han sido jefes de la Policía durante los 21 años de la corporación, porque poseen los grados superiores que requiere la jerarquía policial y eso de alguna manera les ha ocasionado algún desgaste y acomodo.

"Hay que aspirar a darles paso a las nuevas generaciones de mandos que vayan asumiendo nuevas responsabilidades", dijo el diputado Lara, quien agregó que "ha habido un cuello de botella, como un tapón, y ese tapón hace que las mismas jefaturas vienen repitiéndose puestos entre sí y eso al final no contribuye al desarrollo de la institución".

Ahora con la nueva promoción de subcomisionados que está a punto de graduarse se abre la posibilidad de que ellos puedan asumir las jefaturas de las delegaciones y los comisionados de la tercera promoción puedan conducir la Policía, explicaron.

Además coincidieron en que una de las opciones para que los oficiales de las primeras promociones de mandos superiores puedan retirarse dignamente de la Policía es que sean indemnizados por su tiempo de servicio.

Otra de las alternativas que plantean es crear un Consejo Asesor de la Policía que se encargue de trazar las estrategias y las políticas de la seguridad pública, según oficiales consultados y respaldado por el diputado Angulo.

"Teniendo ese ente asesor donde puedan participar los mandos que vayan saliendo de la Policía, así ellos se van a sentir tomados en cuenta y la Policía, el Ministerio, podrán tomar decisiones con consultas de gente que ha estado ahí, en la Policía".

Una salida que les permita aprovechar la experiencia de estos altos oficiales de la PNC sería enviarlos como asesores en seguridad o en investigaciones a otras instituciones como la Fiscalía General, la Dirección de Migración, CEPA, la Dirección de Aduanas, la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP) y Centros Penales, entre otros.

"Hay un montón de campos donde se puede mandar a esta gente para que transmitan sus conocimiento y experiencia en el área de seguridad", dijo un oficial de la Policía.

Los cargos como agregados policiales en el exterior son otra de las salidas que plantea el diputado Lara; pero "no como para desechar a alguien porque no lo quieren tener aquí, sino con condiciones y tareas concretas, para seguir contribuyendo para el fortalecimiento de la institución".

El diputado Angulo cree necesario "estudiar el destino que se le puede dar a los altos mandos policiales que han cumplido con su tiempo de servicio".

Sostuvo que dentro de los mandos que precedieron a las primeras promociones de altos oficiales existe "gente con muchísimo conocimiento y experiencia, que tienen años de andar en el terreno, que conocen las necesidades de la población, que conocen las operaciones de las bandas criminales y las pandillas, y se han formado en ese ambiente de la Policía".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación