Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Subcomisionado PNC y minutero lesionados en riña

Subcomisionado fue llevado a un hospital con una herida en abdomen y el minutero con lesiones en brazo y pierna de arma de fuego.

El minutero vendía frente a la casa del subcomisionado. Foto EDH / Mauricio Cáceres.

El minutero vendía frente a la casa del subcomisionado. Foto EDH / Mauricio Cáceres.

El minutero vendía frente a la casa del subcomisionado. Foto EDH / Mauricio Cáceres.

Un subcomisionado de la Policía Nacional Civil y un minutero resultaron lesionados ayer por la tarde, tras enfrascarse en una discusión acalorada que terminó en disparos y puñaladas, en una colonia de San Salvador.

El pleito, que ayer no se dijo cuál fue el motivo, se registró en la colonia La Campiña al nororiente de la capital, donde el subcomisionado disparó contra el minutero y este se defendió con un cuchillo, afirmaron los agentes policiales que llegaron a procesar la escena.

El minutero resultó con heridas con arma de fuego en una de sus piernas y en uno de sus brazos, mientras el subcomisionado, resultó con una lesión con arma blanca en el abdomen, la cual fue "bastante profunda", explicó jefe de la región metropolitana de la Policía, Mauricio Arriaza Chicas.

El minutero, fue identificado como Giovanni Antonio Quintanilla, de 35 años.

En tanto el subcomisionado fue reconocido como Carlos Romero López, un asesor de la dirección de la Corporación Policial.

El comisionado Arriaza Chicas, afirmó que las dos personas están fuera de peligro, según el diagnóstico que le ofrecieron los médicos donde fueron llevados después de la riña.

Sin embargo dejó entrever que en la gresca, el subcomisionado fue el que salió más afectado.

Acto de intolerancia

"Es un acto de intolerancia, yo creo que las personas primero tienen que dialogar y negociar antes de utilizar sus armas, no puedo decir quién empezó, si fue el subcomisionado o el minutero, tampoco cuál fue el detonante", manifestó el comisionado, Arriaza Chicas.

El comisionado puntualizó que serán las investigaciones de la Fiscalía General que determinarán qué fue lo que realmente sucedió, además quién comenzó y el proceso judicial al que serán sometidos.

Vecinos del oficial se quejaron de su mal comportamiento, pues al parecer en la zona donde reside, acostumbra a colocar piedras y conos anaranjados para que nadie estacione vehículos frente a su casa.

Fuentes policiales señalaron que el subcomisionado López ha tenido varios problemas debido a su carácter.

Las fuentes añadieron que el subcomisionado tiene antecedentes disciplinarios, como el caso de supuestamente haber agredido a un fiscal.

No se descarta que el detonante del pleito pudo haber sido, que el minutero se ubicó frente a su casa y desde ahí pretendía atender a sus clientes y que el ruido de la campana haya puesto de mal humor al jefe policial y que terminaran discutiendo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación