Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sólo 20 de 400 alumnos llegaron ayer a escuela asaltada por pandilleros

Mined ha ordenado sacar 90 minutos antes a los niños de la tarde

Maestros de la escuela asaltada el lunes dijeron que, ayer, unos 30 padres llegaron a sacar a sus hijos diciendo que por temor ya no los mandarían a estudiar. Fotos EDH / Jorge Beltrán.

Maestros de la escuela asaltada el lunes dijeron que, ayer, unos 30 padres llegaron a sacar a sus hijos diciendo que por temor ya no los mandarían a...

Maestros de la escuela asaltada el lunes dijeron que, ayer, unos 30 padres llegaron a sacar a sus hijos diciendo que por temor ya no los mandarían a estudiar. Fotos EDH / Jorge Beltrán.

Tres soldados custodiaban ayer la entrada de la escuela del cantón El Espino Abajo, la misma que la tarde del lunes anterior fue asaltada por tres pandilleros de la 18, de la facción Sureña, quienes buscaban a un estudiante de octavo grado que logró escapar saltándose un muro para evitar ser asesinado por los delincuentes.

Pese a la presencia militar, solo una veintena de niños, de entre 400 o 450 inscritos en el turno de la tarde, acudieron a la escuela ayer, según constató El Diario de Hoy.

El centro escolar dista unos dos kilómetros del centro de la ciudad de Zacatecoluca y está a la orilla de la carretera que conecta esa ciudad con San Vicente. Pese a ello, los pandilleros permanecieron por lapso de 30 o 40 minutos en el interior de la escuela, buscando al estudiante por quien habían llegado.

Al no encontrarlo en las aulas, comenzaron a golpear a varios profesores, incluyendo al director, robaron teléfonos celulares, dinero en efectivo y una computadora, según explicaron ayer maestros que pidieron no ser identificados.

La Policía no apareció, sino hasta que los pandilleros se habían retirado, llevándose a manera de rehén, a una adolescente estudiante, según explicaron maestros y alumnos ayer.

Profesores y alumnos vapuleados

Varios maestros comentaban ayer que se sentían adoloridos por las "pechadas" o golpes recibidos por los delincuentes, quienes los golpearon cuanto quisieron y la mayoría no portaba celulares.

Mientras tanto, la madre de un estudiante que fue golpeado con la cacha de una pistola, solo llegó a dejar la tarea de su hijo, y a murmurar su descontento por la actitud de algunos policías, quienes, como mejor opción, le dijeron que lo mejor era que ya no mandara a su hijo a estudiar para mayor seguridad.

Un padre de familia que llegó a dejar a sus dos hijos, uno de primer grado y otro de preparatoria, comentó que el más pequeño tuvo pesadillas.

Mientras su padre lo observaba, el niño comentaba que el lunes varios hombres se metieron a la escuela y golpearon a varios alumnos y maestros.

Por su parte, el director de la escuela dijo que no comentaría nada por un doble temor: a los pandilleros y a sus superiores, que podrían sancionarlo por hablar sobre la situación en que ha quedado la escuela.

Uno de parvularia, uno de primero, tres de octavo...

Sin embargo, varios profesores admitieron que la escuela atiende a un promedio de entre 400 a 450 estudiantes, tanto en el turno de la mañana como en el de la tarde.

A raíz del asalto cometido el lunes, ayer en el turno de la mañana menos de 200 escolares asistieron a sus clases.

Pero en la tarde fue peor. De preparatoria solo llegó un niño; de primero llegó otro; de octavo grado llegaron tres... La cantidad de profesores casi era igual a la presencia de estudiantes.

Un maestro comentó a El Diario de Hoy que en el turno de la mañana llegaron aproximadamente 30 padres de familia, quienes manifestaron que ya no enviarían a sus hijos a la escuela.

No obstante, la misma fuente comentó que, en caso de que algún estudiante ya no asista, eso no implicaría que perderían el año escolar pues a estas alturas del año lectivo, prácticamente los maestros ya saben quiénes de sus alumnos han aprobado el grado. Lo que se podría hacer con los estudiantes que decidan ya no asistir, es dejarles tareas exaulas, comentaron las fuentes.

Las fuentes indicaron que la misma tarde del lunes, autoridades del Ministerio de Educación ordenaron que, en el turno de la tarde, todos los alumnos fueran despachados a las 4:00 p.m., es decir, una hora y media antes de lo habitual.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación