Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Socorristas piden a pandillas permiso para Semana Santa

En mayo de 2014, ese organismo de socorro pidió a las maras dejarlos trabajar en paz

Comandos de Salvamento ha pedido nuevamente, a las maras, que respeten su labor humanitaria y que no los ataquen. Foto EDH

Comandos de Salvamento ha pedido nuevamente, a las maras, que respeten su labor humanitaria y que no los ataquen. Foto EDH

Comandos de Salvamento ha pedido nuevamente, a las maras, que respeten su labor humanitaria y que no los ataquen. Foto EDH

Socorristas de Comandos de Salvamento pidieron ayer a los pandilleros que dejen trabajar a sus 3,500 voluntarios durante la próxima vacación de Semana Santa.

El director ejecutivo de la institución dijo, en una entrevista en Telenoticias21 GMV (Canal 19), que han solicitado a Raúl Mijango, mediador de la tregua entre esos grupos delictivos, que interceda para lograr un "permiso" que los deje realizar su labor en varias zonas del país.

Los socorristas manifestaron que en algunas carreteras, playas y parques, entre otros lugares, se les dificulta trabajar debido a que se ven intimidados por los pandilleros.

"El 95 % de nuestros miembros son jóvenes y sabemos que ser joven, en el contexto de nuestro país, es un pecado, que te puede llevar hacia la muerte", detalló Roberto Cruz, director de Comandos.

En el "permiso" solicitado se estipula que dejen trabajar a lo voluntarios sin amenazas ni problemas en playas como El Espino, Las Tunas, San Diego, Costa del Sol, La Puntilla y Los Blancos, entre otras.

Por su parte, Mijango aseguró que si de alguna forma él puede contribuir ante la petición, lo hará.

Asimismo, afirmó que desde el pasado 17 de enero las pandillas impulsan una nueva tregua y añadió que es difícil mantenerla, debido a las "condiciones actuales en las que se ha retomado".

No es la primera vez

Esta es la segunda vez que Comandos de Salvamento pide a los grupos de pandillas no interferir con su labor de auxiliar a cualquier persona que lo necesite.

El 5 de mayo, esa entidad de socorro envió una carta a los cabecillas de las diversas pandillas en las que les solicitaban que los dejaran trabajar sin ningún contratiempo en los territorios dominados por esos grupos criminales.

El 3 de junio, mediante una carta que fue difundida públicamente, esos grupos criminales se comprometieron a no molestar a los miembros de Comandos de Salvamento en el desarrollo de sus funciones. "Les informamos que en reconocimiento a la excelente labor que ustedes realizan ya estamos tomando cartas en el asunto y orientando a nuestros miembros en los territorios para que les brinden todas las facilidades y el apoyo necesario para que ustedes puedan prestar eficaz y oportunamente su servicio humanitario", rezaba parte de la carta.

Ministro refuta comunicado de pandillas

El ministro de Justicia y Seguridad, Benito Lara, manifestó ayer que el asesinato de cinco jóvenes cometido el martes en Santa Cruz Michapa, Cuscatlán, contradice un "comunicado" que horas más tarde difundieron las pandillas.

En dicho pronunciamiento, los integrantes de estos grupos dicen tener "buena voluntad" para ayudar a que se reduzca la violencia en el país.

Según las estructuras delictivas, desde el 17 de enero impulsan a nivel nacional "un gesto unilateral de buena voluntad, que busca contribuir en la reducción de la violencia". Ellos señalan que desde entonces ha habido una reducción de homicidios, aunque las estadísticas de las autoridades no reflejan un descenso considerable.

Lara sostuvo en una entrevista, en la Radio Nacional, que "las pandillas quieren ganar notoriedad mediática al hacer público el comunicado". En la misiva, los mareros aseguran que están listos para entrar en "un proceso serio de paz" y se preguntan si el Estado y la ciudadanía también lo están.

Ante esto el funcionario dijo que el Gobierno no está pactando con pandillas, porque "no es posible negociar con grupos delincuenciales".

Sobre las víctimas de la masacre en Santa Cruz Michapa, las autoridades han dicho que residían en el cantón Buena Vista y que estaban trabajando en un proyecto de mejoramiento de calle. Los homicidas habrían sido cometidos por pandilleros que delinquen en la zona y el móvil sería la disputa de territorio.

Desde la fecha en la que los pandilleros dicen haber pactado una nueva tregua, también se han registrado varios atentados contra policías y militares.

El sábado pasado, dos agentes que estaban de descanso se libraron de ser raptados por mareros en San Salvador y San Miguel.

Un día después, un soldado de la Brigada Especial de Seguridad Militar desapareció en Guazapa. Se presume que fue raptado por pandilleros.

Además, la noche del martes, un grupo de policías y militares se enfrentó a balazos con pandilleros que los atacó en Chapeltique, San Miguel.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación