Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sin titulares quince jefaturas de la Policía

Las riendas de las delegaciones han sido encomendadas a mandos medios como inspectores

En junio pasado, 28 policías ascendieron a subcomisionados. Solo 10 han sido destacados en altos cargos.

En junio pasado, 28 policías ascendieron a subcomisionados. Solo 10 han sido destacados en altos cargos.

En junio pasado, 28 policías ascendieron a subcomisionados. Solo 10 han sido destacados en altos cargos.

Quince dependencias de la Policía Nacional Civil (PNC) se encuentran sin sus respectivos titulares desde el pasado 22 de julio, debido a que sus jefes titulares están participando en el segundo curso de ascenso del rango inspector jefe al rango de subcomisionado.

La situación ha generado descontento en la medida en que la dirección de la corporación policial ha decidido designar de forma interina a inspectores jefes en esos puestos, dijeron efectivos de la corporación que hablaron a condición de no identificarlos.

Por su parte, el director de la Policía, Rigoberto Pleités, negó que dichas dependencias estén acéfalas.

Las fuentes traen a cuenta que el 14 de junio pasado, 28 inspectores jefes ascendieron a la categoría de subcomisionados de la PNC y que bien podrían haber sido los designados, pero que no ha sido de esa forma.

Esos ascensos corresponden a la primera promoción de oficiales que han cumplido con la cadena de escalafones desde el rango de subinspector; sin embargo, menos de 10 de esos nuevos subcomisionados han sido enviados a jefaturas de delegaciones, divisiones y unidades importantes; inclusive, algunos más bien han sido designados en puestos inferiores a la preparación que recientemente recibieron en la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP), según explicaron.

Las designaciones temporales de inspectores jefes, inspectores y subinspectores en esas delegaciones, unidades y divisiones policiales están contempladas en un memorándum de la Subdirección General de la Policía, de fecha 22 de julio pasado.

Los denunciantes dijeron que asignar mandos interinos en esas delegaciones no va en concordancia con la realidad delictiva que vive el país, porque son regiones que poseen los más altos índices delincuenciales y donde se requiere de mandos superiores, más capacitados, según lo manda la Ley de la Carrera Policial.

Algunos de los inconformes aseguraron que de los 28 nuevos subcomisionados que recién ascendieron a esa categoría, menos de 10 han sido designados como jefes de importantes delegaciones, mientras que el resto cumple funciones secundarias.

Esa situación ha generado descontento y desmotivación entre mandos superiores, porque no ven que hayan sido tomados en cuenta para estar al frente de delegaciones departamentales o de unidades importantes y sobre todo cuando se trata de lugares con altos niveles de inseguridad.

"Se está subutilizando a los mandos superiores que recién acaban de ascender, no se les está dando la oportunidad de poder desarrollar sus capacidades para las cuales han sido preparados", dijo un subcomisionado que desistió de identificarse por temor a represalias disciplinarias.

De las 22 delegaciones policiales que existen en todo el territorio nacional, solo siete están siendo conducidas por comisionados o subcomisionados; en el resto han sido asignados oficiales del nivel ejecutivo.

Las fuentes señalan que las autoridades policiales han "blindado" las jefaturas en espera de los inspectores jefes que se encuentran en el curso de ascenso que terminará hasta septiembre próximo.

Insistieron en que las autoridades policiales deberían haber llenado las jefaturas que se encuentran acéfalas con los subcomisionados recién ascendidos.

"No hay acefalía"

Por su parte, el director de la Policía, Rigoberto Pleités, rechazó que haya acefalía: "Todas las delegaciones están cubiertas actualmente. No ha quedado ninguna acéfala, eso lo podemos garantizar para desvirtuar esa aseveración. Obviamente si algún jefe va a ir al curso de ascenso no podemos dejar el espacio vacío; tomamos todas las consideraciones".

Pleités explicó que había lugares donde iban el jefe y el subjefe. "En ese sentido tuvimos que hacer algunos movimientos", justificó el director policial.

El artículo 14 de la Ley de la Carrera Policial establece que las responsabilidades de los mandos superiores, llámense subcomisionados, comisionados y comisionados generales, son la dirección, planificación, coordinación y supervisión de las divisiones, unidades y servicios policiales, mientras que las responsabilidades de los mandos ejecutivos que corresponden a subinspector, inspector e inspector jefe son la supervisión directa e inmediata en la ejecución de los servicios y de las funciones de dirección que les sean encomendadas en determinado momento.

El memorándum número 4542 de la Subdirección General de la Policía notifica que las delegaciones policiales que tendrán jefaturas interinas por dos meses son Santa Ana, San Salvador Sur, Usulután, La Unión, Mejicanos y Cuscatlán.

Además el documento notifica que las unidades operativas que serán dirigidas por jefes temporales son la División Antinarcóticos, Investigaciones, Antipandillas, Registro y Control de Servicios Privados de Seguridad, Grupo de Reacción Policial, Unidades Técnicas Operativas, División de Control Vehicular y Seguridad Vial.

En el referido memorándum se establece que el nombramiento de jefaturas interinas en las 15 unidades operativas obedece a que los jefes titulares asisten al segundo curso de ascenso de inspector jefe a subcomisionado.

Con lo anterior se busca, según el acuerdo, la continuación del normal desarrollo de la operatividad policial como conocer y resolver los casos disciplinarios, presentación de los cargos ante los tribunales disciplinarios, autorizar erogaciones de fondos circulantes de monto fijo y demás trámites administrativos competentes.

Explicaron los denunciantes que a los oficiales de mandos medios les están otorgando responsabilidades bien delicadas para las que no han sido preparados.

"Se atienen a tregua"

Los denunciantes añadieron que las autoridades policiales se han atenido a la tregua de no agresión entre las pandillas y es por ello que muy probablemente hayan reducido la operatividad policial.

Un ejemplo de la poca reacción policial, según ellos, se evidenció los primeros días de julio, en los que las pandillas elevaron la cifra diaria de asesinatos al grado de llegar a registrarse hasta 27 asesinatos en un solo día.

A su juicio de las fuentes, ese repunte ocurrió sin que las autoridades de la Policía hubiesen contrarrestado ese embate en contra de la población salvadoreña.

Otras de las quejas de algunos subcomisionados es que han tenido una reducción en lo que se refiere a sus salarios.

Explicaron que cuando ostentaban el rango de inspectores jefes ganaban 1,450 dólares mensuales, a lo que sumaban 100 dólares de alimentación, sin embargo, el salario de un subcomisionado asciende a 1,537 dólares al mes, pero sin derecho al bono alimenticio.

"Ahora resulta que ganamos menos que un inspector jefe", se quejó uno de los denunciantes.

Los jefes de las delegaciones, divisiones y unidades importantes tienen un sueldo que oscila entre los 2,500 y los 3,000 dólares mensuales, incluido un sobresueldo por dirigir esas dependencias, manifestaron.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación