Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"El señor nos insultó al decirnos parasitólogas"

Empleadas de la CCR denunciaron a Tóchez por haber emitido, según ellas, expresiones de violencia.

Las empleadas de la CCR acudieron ayer a la Fiscalía General a denunciar a Tóchez por agresión verbal. Foto EDH / M. Cáceres

Las empleadas de la CCR acudieron ayer a la Fiscalía General a denunciar a Tóchez por agresión verbal. Foto EDH / M. Cáceres

Las empleadas de la CCR acudieron ayer a la Fiscalía General a denunciar a Tóchez por agresión verbal. Foto EDH / M. Cáceres

Un grupo de trabajadoras de la Corte de Cuentas de la República (CCR) denunció ayer, en la Fiscalía General, al presidente del ente controlador, Rosalío Tóchez, por supuestamente referirse a ellas en una entrevista en canal 21 como "parasitólogas" y asegurar que son "beneficiarias del chorrito de la corrupción".

Las denunciantes forman parte de las 59 personas que en diciembre pasado fueron cesadas de la institución, por orden de Tóchez, sin que se les diera derecho de audiencia y defensa.

En esa ocasión, las afectadas acudieron a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, cuyos magistrados le ordenaron al funcionario que reinstalara en sus puestos a los afectados, mientras estudian las demandas y emiten un fallo definitivo.

Los empleados sostienen que ni el presidente ni el director de Recursos Humanos de la entidad les explicaron las razones por las que prescindieron de sus servicios.

No obstante, Tóchez manifestó el jueves en la entrevista de televisión que despidió a los empleados que, a su juicio, eran "los privilegados o gangueros; los de confianza extrema de las antiguas autoridades, los que ganan más sin tener títulos, a los indisciplinados y hasta a los políticos".

Las denunciantes se mostraron ofendidas por los comentarios de Tóchez y lo denunciaron por emitir expresiones de violencia que atentan contra ellas y que son castigadas por la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia contra las Mujeres.

"El señor nos insultó, nos está denigrando. Ha dicho que somos desobedientes, que somos beneficiarias del chorrito de corrupción, que somos parasitólogas", aseguró una trabajadora.

Una de sus compañeras explicó que todas las personas a las que el funcionario cesó (y luego se vio obligado a reinstalar) tienen un título académico que las respalda y no han cometido faltas laborales.

"Si revisa mi expediente verá que está limpio, nunca he tenido ninguna amonestación", dijo la mujer.

Las empleadas criticaron a Tóchez por las acusaciones, cuando, según ellas, él ocupa el cargo, pese a que se le ha cuestionado por supuestamente tener un título falso.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación