Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Seguridad reafirma que maras reciben adiestramiento en tácticas de combate

Munguía Payés, Perdomo y el Fiscal General aseguraron ayer que investigan a quienes imparten el adiestramiento a pandilleros y verifican los lugares donde se han ejecutado

Estado en que quedó el parabrisas de auto policial luego de una emboscada el sábado en Quezaltepeque. Foto EDH / Archivo.

Estado en que quedó el parabrisas de auto policial luego de una emboscada el sábado en Quezaltepeque. Foto EDH / Archivo.

Estado en que quedó el parabrisas de auto policial luego de una emboscada el sábado en Quezaltepeque. Foto EDH / Archivo.

Los ministros de Justicia y Seguridad Pública, Ricardo Perdomo, y el de Defensa, David Victoriano Munguía Payés, confirmaron ayer que tienen información sobre los lugares donde grupos de pandillas están recibiendo instrucción militar en tácticas de combate, tal como lo reveló El Diario de Hoy el pasado lunes 17 de marzo.

Sin embargo, ambos funcionarios mencionaron lugares diferentes. Perdomo dijo que las pandillas estarían entrenándose en los departamentos de Usulután, Morazán y Santa Ana.

Mientras, Munguía Payés afirmó que tiene información sobre posibles entrenamientos en el volcán de San Vicente (Chichontepec), en el cerro de Guazapa y en zonas costeras del país.

En la edición del 17 de marzo, EDH reveló que el 9 de febrero, 60 pandilleros de la mara Salvatrucha (MS), armados con 29 ó 30 fusiles, habían recibido entrenamiento en tácticas de combate en un sector rural del municipio de San Alejo, departamento de La Unión.

Entre el adiestramiento recibido estuvieron contención de fuerzas enemigas, escape y fuga y tácticas de emboscadas, entre otras faenas, según fuentes de Inteligencia.

En la referida publicación se expuso que los 60 pandilleros fueron vistos llegar en aproximadamente en 20 vehículos todoterreno a los cantones Pavana, Sirama y Los Jiotes, los tres del municipio de San Alejo, donde también domina la mara Salvatrucha.

Más armados

El ministro Perdomo informó ayer que ya se había identificado a personas que se entrenaron en Usulután, Morazán y Santa Ana, donde en algún momento también obtuvieron armas.

Ha habido una expansión de las pandillas, un incremento de su capacidad armamentista y tenemos las suficientes pruebas de dónde salen los lineamientos y órdenes orientadas a atacar a policías, a reaccionar violentamente cuando la autoridad los interviene.

No obstante, el funcionario admitió que no sabe quiénes son los que están entrenando a las pandillas. "Si ya supiéramos ya los hubiéramos capturado. La Inteligencia del país detectó lo de los entrenamientos y eso nos permite afirmar lo que decimos en el comunicado", enfatizó el ministro Perdomo.

Según el funcionario, que las pandillas estén recibiendo entrenamiento militar significa que se genera una preparación de grupos que puedan realizar ataques de mayor envergadura.

"Es gente que podría estar siendo entrenada para hacer ataques a localidades, liberar reos, poder hacer asaltos a instituciones... Hemos encontrado fusiles para francotiradores", resumió, el también exdirector del Organismo de Inteligencia del Estado (OIE).

Para ganar territorios

Perdomo afirmó que la intención de las pandillas al adiestrarse militar es para expansión territorial de esas estructuras, tener control de operaciones de narcotráfico y para tener más penetración a nivel institucional. El funcionario comparó la actitud de las pandillas salvadoreñas con estructuras de narcotraficantes de otros países.

El ministro afirmó que las armas en poder de pandillas salvadoreñas entran de contrabando procedentes de Honduras y mencionó el caso de una persona que recién fue capturada en las proximidades del capitalino mercado Sagrado Corazón, porque supuestamente había vendido 15 armas largas a las pandillas.

Por su parte, el general Munguía Payés aclaró que no creía que el incremento de ataques a patrullas policiales y el que las maras se estén adiestrando militarmente, sean indicadores de que El Salvador está a las puertas de una narco guerra.

Payés acotó que la información que posee la cartera de Estado que él dirige dista mucho de eso (que se esté al borde de una narco guerra) y que no se ha identificado que grandes cárteles de la droga hayan penetrado el país.

"Me parece muy aventurado y fuera de toda lógica pensar o decir que estamos al pie de una narco guerra", resumió el general.

Fiscalía investiga

Por su parte, el Fiscal General Luis Martínez sostuvo que ha abierto una investigación relacionada con los supuestos casos de entrenamiento militar que estarían recibiendo algunos miembros de pandillas en distintos lugares del país.

Martínez aclaró que como parte de la investigación se pretende establecer qué grupos o quiénes son los encargados de proporcionar adiestramiento a las pandillas.

"Estamos investigando y tenemos conocimiento de todo", afirmó Martínez. Agregó que cuentan con información sobre esa situación (entrenamiento militar) que de monto están corroborando. El Fiscal General declinó detallar las zonas dónde, según la información que tiene esa institución, las pandillas estarían entrenándose.

Entre tanto, el director de la Policía Nacional Civil (PNC), Rigoberto Pleités, dijo el lunes durante el sepelio de un agente policial asesinado en una emboscada, que se tenía información sobre los entrenamientos de pandilleros, pero que era algo que estaba bajo investigación, todavía.

Tanto Pleités como Perdomo afirmaron que la Policía tiene la capacidad de poder combatir el grave problema de seguridad generado por miembros de pandillas, a quienes señalan de estar vinculadas, bien como víctimas o victimarios, del 70 por ciento de los asesinatos que ocurre en todo El Salvador.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación