Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Seguridad confirma reestructuración de subdirecciones en PNC

Viceministro de Seguridad sostuvo que pretenden tener más policías en el terreno 

Policías antipandillas celebran su primer año luchando contra esos grupos criminales. Foto EDH / David Marroquín.

Policías antipandillas celebran su primer año luchando contra esos grupos criminales. Foto EDH / David Marroquín.

Policías antipandillas celebran su primer año luchando contra esos grupos criminales. Foto EDH / David Marroquín.

El viceministro de Justicia y Seguridad publica, Juan Javier Martínez, confirmó que trabajan en la modificación de la estructura de las subdirecciones de la Policía Nacional Civil (PNC), con el propósito de mejorar la operatividad de la corporación policial en estos momentos en los que la escalada de violencia ha alcanzado niveles sin precedentes.


“Lo que se está planteando es tener mandos centralizados, es decir que habrá dos o tres subdirecciones para tener un comando conjunto (de la Policía)”, dijo Martínez, quien agregó que “cuando la situación delictiva es más normal, se hace descentralizado; cuando la cosa es otra, hay que tener mandos directos”.


Las subdirecciones Antipandillas y Policía Rural serían eliminadas de la estructura de la Policía y se convertirían en unidades que estarían bajo el mando de un comando conjunto de las unidades especializadas de intervención. Antiextorsiones sería fusionada a la División Central de Investigaciones (DCI), según fuentes de la Policía.


Personal policial ha cuestionado la eliminación de las referidas subdirecciones porque, según éste, resulta ilógico en estos momentos que hasta las mismas autoridades han reconocido que las pandillas y las extorsiones son los principales problemas delictivos que más aquejan a la población.


“Estamos ante una franca ofensiva de las pandillas y se disponen a desarmar la Subdirección Antipandillas, es algo ilógico”, dijo un agente de la Policía.


Martínez explicó que la razón de crear un Comando Conjunto de las Unidades Élites es para mejorar la coordinación entre los equipos especializados de intervención y el personal de las subdirecciones que podrían reducirse pasarán a las unidades especializadas y territoriales.
Otros de los cambios que se prevé es la eliminación de las cinco regionales que actualmente existen en la estructura policial. 


Martínez explicó que todavía está en discusión la posibilidad de hacer desaparecer las jefaturas regionales.


Explicó que lo que pretenden es aprovechar los más de 200 policías que se encuentran destacados en las cinco regionales para que refuercen las tareas de seguridad pública en los territorios que tienen altos índices de violencia.


“La idea de nosotros es más territorio, más territorio y más territorio, pero no se puede hacer desaparecer unidades operativas, otra cosa es cómo se concentran bajo un solo mando ”, acotó Martínez.


El viceministro de Seguridad Pública reveló que la propuesta de la reestructuración de la organización de la Policía surgió de una consultoría hecha por personal de la Policía de España.


“Una de las recomendaciones que plantean (en el informe) es que hay muchas subdirecciones, hay muchos mandos intermedios, en ese sentido queremos reforzar más el territorio”, dijo Martínez.


También, contemplan la reducción de 22 a 14 delegaciones policiales que funcionarán solo en las cabeceras departamentales, según fuentes de Policía.


Explicaron que las delegaciones que sean convertidas a subdelegaciones tendrán una reducción del personal policial y de los recursos logísticos y financieros. Además , los departamentos de Investigación e Inteligencia Policial serían convertidos en secciones de investigaciones, con menos personal y menos recursos, denunciaron.


Sin embargo, Martínez explicó que no se trata de bajarle de categoría a una delegación sino tener más presencia de policías en los territorios y, es en ese sentido, pretenden hacer un “refuerzo de subdelegaciones policiales”.


Medidas improvisadas
El director ejecutivo de la Cámara de Comercio, Federico Hernández, sostuvo que la reestructuración de la organización de la Policía más parece ser otra medida improvisada porque, como las subdirecciones Antipandillas y Antiextorsión, no dieron los resultados que se esperaban, entonces hay que desaparecerlas y  “ahora de repente vemos como que están suprimiendo estas subdirecciones”. 


Hernández se cuestionó si en realidad la medida responde a un plan integral para combatir el tema “o es que estamos improvisando en el camino, ( es decir): ‘Se nos ocurrió una cosa, no pegó, entonces deshagámosla’. Vemos mucho grado de improvisación detrás de todo esto”. 


El diputado de ARENA y exdirector de la Policía, Rodrigo Ávila, sostuvo que lo que debería de resultar de la reestructuración es “un empoderamiento de jefaturas de delegación, es un tema organizativo”. Agregó que es importante que se “potencie y utilice al máximo las capacidades que tiene la Policía y que se utilicen bien los recursos”. En ese sentido, Ávila recomendó que aproveche la experiencia de al menos una decena de altos oficiales de la Policía que se encuentra en funciones administrativas.


“No hay que subutilizar los potenciales del personal, hay jefes policiales de gran experiencia y muchos de ellos están realizando labores de escritorio y deberían ser tomados en cuenta”, sostuvo el diputado Ávila.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación