Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Segundo día de huelga en Penales

Los empleados de la Dirección de Centros Penales insisten en la aprobación de un contrato colectivo. Foto EDH/Archivo.

Los empleados de la Dirección de Centros Penales insisten en la aprobación de un contrato colectivo. Foto EDH/Archivo.

Los empleados de la Dirección de Centros Penales insisten en la aprobación de un contrato colectivo. Foto EDH/Archivo.

Trabajadores de la Dirección General de Centros Penales (DGCP) paralizaron por segundo día las labores en la mayoría de cárceles del país, provocando la suspensión de audiencias y las visitas a los reos.

Una de las protestas se desarrolló en el penal La Esperanza, conocido como Mariona, donde el director de la DGCP, Rodil Hernández, ordenó al Grupo de Operaciones Penitenciarias que restableciera el orden mediante la fuerza.

Los agentes vestían con ropa similar a la Unidad del Mantenimiento y del Orden (UMO) de la Policía. Usaban cascos, escudos plásticos y macanas. En el área administrativa también los trámites de las solvencias de antecedentes penales se vieron afectadas. Los sindicalistas bloquearon la entrada de las oficinas administrativas.

Los sindicalistas exigían la firma de un contrato colectivo, así como la destitución del director del Centro Penal La Esperanza, debido a supuestos malos tratos que este daría al personal que labora en esa prisión.

Los empleados se quejaron por los salarios de algunos empleados que sobrepasan los dos y tres mil dólares, cuando otros ganan 400 dólares.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación