Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Según la Policía, 2014 cerró con 3,912 homicidios

Las autoridades registraron 1,420 asesinatos más que en 2013. Unos 1,500 muertos eran miembros de pandillas

La Policía aseguró que las pugnas dentro de las pandillas han desatado una "espiral de violencia".

La Policía aseguró que las pugnas dentro de las pandillas han desatado una "espiral de violencia".

La Policía aseguró que las pugnas dentro de las pandillas han desatado una \"espiral de violencia\".

Las estadísticas de la Policía Nacional Civil (PNC) revelan que el 2014 cerró con 3,912 homicidios, es decir 1,420 más que los que se cometieron durante 2013.

Los meses más violentos fueron diciembre, con 412 hechos de sangre; mayo con 400 y junio con 378, según los datos de las autoridades.

El director general de la Policía, Mauricio Ramírez Landaverde, señaló en una entrevista en Canal 12, que un alto porcentaje de personas asesinadas eran integrantes de pandillas, al igual que sus victimarios.

Mientras que el subdirector de la Corporación, Howard Cotto, detalló que unos 1,500 miembros de estas estructuras delictivas fueron asesinados durante 2014, lo que equivale a un 35 por ciento del total de asesinatos.

El funcionario agregó que el 53 por ciento de estos hechos violentos se cometieron en las zonas rurales del país.

Ramírez Landaverde atribuyó a las divisiones internas de los grupos delictivos la "espiral de violencia" que se desató en departamentos como La Paz.

"Venimos de un periodo en el que las estructuras delincuenciales optan por reducir significativamente su participación en hechos de violencia (durante la tregua entre pandillas), pero en 2014 fue todo lo contrario, de una manera deliberada", expresó el director de la institución.

Según las investigaciones, las maras han entrado en conflictos por la disputa de territorios para cobrar las extorsiones o dedicarse a actividades ligadas al narcotráfico.

Diciembre el mes más violento

El accionar delictivo hizo que el promedio diario de asesinatos llegara a 13 en diciembre. En esto influyó el incremento de homicidios múltiples que hubo durante el mes.

Entre ellos, uno en el que perecieron seis pandilleros, durante un enfrentamiento con policías y militares en Santiago Nonualco, La Paz.

A este incidente se sumó el homicidio de cinco integrantes de una familia, quienes fueron acribillados mientras se bañaban en un río de San Lorenzo, Ahuachapán.

La última masacre del año fue registrada en el cantón Salinas del Potrero, en Jiquilisco, Usulután. Los muertos eran pandilleros.

De acuerdo con las autoridades, a lo largo del año, los departamentos de San Salvador, La Libertad, Usulután, La Paz y Cuscatlán estuvieron incluidos en el listado de los más violentos.

Los grupos delincuenciales también incrementaron sus ataques contra los empleados de la institución policial.

Según la entidad, 39 policías fueron asesinados mientras hacían su trabajo o cuando estaban en sus días de descanso.

El subdirector de la Policía, Howard Cotto, informó que por los asesinatos de los agentes fueron aprehendidos 123 delincuentes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación