Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Secuestrador pasó de ser autor a cómplice

Un Tribunal que en 2005 condenó a Carlos Umaña a 35 años de cárcel, hace 10 días le redujo la sentencia a 23 años y cuatro meses.

Carlos Umaña facilitó casa donde estuvo cautiva la víctima, según la Fiscalía. Foto EDH / ARCHIVO.

Carlos Umaña facilitó casa donde estuvo cautiva la víctima, según la Fiscalía. Foto EDH / ARCHIVO.

Carlos Umaña facilitó casa donde estuvo cautiva la víctima, según la Fiscalía. Foto EDH / ARCHIVO.

El pasado 26 de marzo, nueve años después de haber sido condenado a 35 años de cárcel por plagiar a un niño de 11 años, Carlos Alfredo Umaña Manzano salió sonriente de una audiencia especial celebrada por el Tribunal 6º de Sentencia de San Salvador porque los jueces le redujeron 12 años de condena.

Durante la audiencia de revisión de la sentencia, solicitada por la defensa, los jueces resolvieron que Umaña actuó como "cómplice no necesario", es decir que tuvo una participación mínima en el hecho, y no fue el autor directo del mismo.

Por esta razón, resolvieron que solo debía purgar 23 años y cuatro meses de reclusión.

En 2005, Umaña junto a Santos del Tránsito Cabrera, Salvador Rivas Quintanilla y César Noé Saravia fueron hallados culpables de secuestrar, en 2001, al niño Felipe Salaverría, hijo del cafetalero Antonio Salaverría.

Ayer, el jefe fiscal de la Unidad Contra el Crimen Organizado, Rodolfo Delgado, criticó el fallo del Tribunal por considerar que pasó por encima de la decisión de una Cámara de lo Penal.

Este Tribunal Superior, tras revisar las pruebas presentadas en el juicio contra Umaña determinó que eran adecuadas para establecer la culpabilidad del convicto y confirmó la sentencia.

El Ministerio Público cuestiona que el referido Tribunal esté conformado por algunos jueces que emitieron la sentencia original y, una década después, minimicen la participación que tuvo en el hecho sin existir una aportación de pruebas diferente a la que se presentó cuando se realizó el juicio.

Para Delgado no cabe duda de que el hombre fue autor directo del secuestro agravado contra Salaverría porque fue quien financió el plagio y proporcionó la casa donde los delincuentes mantuvieron cautiva a la víctima.

"Consideramos que el secuestro no pudo realizarse sin la intervención de Umaña, porque facilitó la logística y le proporcionaba los recursos a la banda Tacoma Cabrera cuando requerían algún tipo de financiamiento", sostuvo el delegado de la Fiscalía.

Para Delgado, estas "fisuras" que se dan en el Sistema de Justicia ha provocado que otros secuestradores estén intentando presentar recursos de revisión de sentencias.

El día del secuestro

Felipe Salaverría fue secuestrado cuando viajaba en un vehículo de la familia junto a su hermana y el motorista. Los cuatro captores, portando armas largas y gorros pasamontañas, los interceptaron cuando circulaban en la colonia San Benito.

Los plagiarios se llevaron al niño y luego se comunicaron con la familia para advertirles que matarían a la víctima si no pagaban una elevada suma de dinero como rescate.

En medio de las negociaciones, agentes de la División Elite contra el Crimen Organizado (DECO) irrumpieron en una casa ubicada en el número 5 del polígono D de la residencial Escalón Norte, en la 79 Avenida Norte, donde estaba cautivo el infante.

Las autoridades informaron que en total habrían participado unas nueve personas en el secuestro del niño, entre ellos tres personas de nacionalidad extranjera.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación