Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Salvador y Honduras indagan incidentes entre pescadores hondureños

La captura de unos pescadores salvadoreños por tropas hondureñas y un accidente entre salvadoreños y hondureños, en el que murió un hondureño, han provocado malestar entre ambos países.

La captura de unos pescadores salvadoreños por tropas hondureñas y un accidente entre salvadoreños y hondureños, en el que murió un hondureño, han provocado malestar entre ambos países.

La captura de unos pescadores salvadoreños por tropas hondureñas y un accidente entre salvadoreños y hondureños, en el que murió un hondureño, han provocado malestar entre ambos países.

Equipos de los Ministerios Públicos de El Salvador y Honduras están investigando dos incidentes registrados en el Golfo de Fonseca, en abril y mayo pasados, en los que se han visto involucrados pescadores y militares de ambos países.

German Arriaza, jefe fiscal de la Región Oriental, aseguró ayer, que el titular del Ministerio Público salvadoreño, Luis Martínez, y su homólogo hondureño, Óscar Chinchilla, se reunieron para coordinar el trabajo de investigación, y deducir responsabilidades.

Arriaza sostuvo que, a petición del Fiscal Martínez, se abrieron los dos expedientes, con el objetivo de organizar el trabajo de las Fiscalías de ambos países y hacer una investigación " sin que exista injerencia de carácter político...".

Dos fiscales de Honduras y cuatro salvadoreños han comenzado a hacer entrevistas y a tomar declaraciones, para corroborar las versiones que han dado las partes involucradas.

El pasado 3 de abril, varios pescadores salvadoreños habrían sido interceptados por miembros de la Fuerza Naval hondureña, mientras hacían su faena en la zona de la isla Meanguera del Golfo.

Los hondureños habrían lesionado de bala en la pierna a William Ramírez, quien fue ingresado en un hospital de Choluteca, mientras que cuatro más, fueron raptados por la tropa militar, que los dejó en libertad, un día después.

Según los compatriotas, los soldados ingresaron a territorio salvadoreño, les dispararon, los capturaron y se los llevaron a la base de Amapala, en Honduras.

Sobre los hechos, los pescadores aseguran que los hondureños les dijeron, que les decomisarían las lanchas y los equipos de pesca, y que tendrían que pagar grandes multas para recuperarlas.

Sin embargo, cuando el comandante de la base de Amapala se percató de que había un lesionado, entendió que el caso era delicado y los liberaron sin aplicarles las sanciones.

Tras este incidente, el 16 de mayo, el hondureño Luis Requeno Ramos, de 18 años, pereció, mientras que su acompañante Juan Elvir Carvajal, de 25, resultó lesionado, luego que supuestamente una embarcación de la Fuerza Naval Salvadoreña, embistiera la lancha en la que ellos se transportaban.

En su momento, la Fuerza Naval Salvadoreña aseguró, que dos patrullas habían observado una lancha que pretendía ingresar a territorio salvadoreño procedente del país vecino. Cuando la tropa le ordenó alto a los tripulantes, para hacer los registros que ordenan los protocolos navales, estos escaparon.

El Gobierno de Honduras culpó a El Salvador de violar la soberanía y la integridad del país, por lo que pidió una investigación binacional para esclarecer lo ocurrido.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación