Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Según Unicef

El Salvador encabeza tasa de homicidios de menores

Registran 516 asesinatos en seis meses, solo en junio se cometieron 118 homicidios, agosto con van varios casos. Una bebé de ocho meses, un niño de nueve años y una niña de 12 años ente últimas víctimas de la violencia.

Homicidio de bebé de ocho meses

Asesinan a tres personas, entre ellas una bebé de ocho meses, en el cantón Tecomatepeque, San Pedro Perulapán. | Foto por escom

Uno de los casos violentos contra niños se registró en el cantón Tecomatepeque, San Pedro Perulapán, ahí asesinaron a una niñas de ocho meses, a su madre y abuelo.

Los asesinatos en el país han arreciado a niveles históricos nunca vistos, pero también los homicidios en contra de niños y jóvenes se han disparado llamando la atención de organismo internacionales como Unicef, quien ha mostrado su indignación y preocupación por la escalada de violencia contra la infancia.

Un informe de la Oficina del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef)  señala que El Salvador está a la cabeza de los países con mayores tasas de homicidios contra niños y adolescentes entre 0 y 19 años en el mundo, con 27 muertes por cada 100 mil habitantes.

Las estadísticas de Unicef  detallan que  el mes con más homicidios en menores durante los primeros seis meses del 2015 ha sido junio, con 118 víctimas.

El detalle del informe menciona que en enero se cometieron 65 asesinados; en febrero 49, marzo 89, abril 92, y en mayo 103 homicidios.

Mientras que para el primer trimestre de 2015 (enero-marzo) se cometieron en El Salvador un total de 1,126 homicidios, de los cuales 203 fueron víctimas menores de 19 años de edad; un menor de cuatro años, 20 entre 10 y 14, y 182 entre 14 y 19 años de edad. La mayoría de víctimas fueron del sexo masculino.

Solo en la primera mitad de este año, las autoridades han registrado el asesinato de 516 niñas, niños y adolescentes de entre 0 y 19 años.

De los últimos casos de niños asesinados el más que más ha causado indignación es el de una bebé de apenas ochos meses de nacida que fue asesinada junto a su madre y su abuelo, este último recién venido de Estados Unidos, en el caserío Villalobos, cantón Tecomatepeque, en San Pedro Perulapán.

El primero en ser asesinado fue Raymundo, abuelo de la recién nacida quien se encontraba en una hamaca descansando; luego fue Sara, su hija, quien en un intento por protegerse corrió unos 10 metros con la bebé en sus brazos, ambas fueron atacadas y murieron por las balas disparadas por supuestos pandilleros.

Nelson, era otro niño de nueve años, ya podía leer perfectamente y cursaba segundo grado, cuando fue alcanzado por una bala que iba dirigida para un pandillero en la colonia San Antonio, en Ciudad Delgado.

El niño regresaba con sus padres, abuelos y hermanos de un culto religioso.

El pequeño aun vestía el uniforme del centro escolar donde estudiaba y llevaba su mochila con sus útiles escolares, las tareas de la escuela de ese día nunca fueron terminadas por Nelson.

Dos pandilleros seguían a otro marero rival en la zona y  en un intento por protegerse se escudó en la familia de Nelson, el marero logró evadir las balas, no así Nelson, una de las balas le impactó en la cabeza, aun con vida fue llevado al hospital de niños Bloom donde murió horas después.

Heidy, era una joven de 12 años, quien padecía síndrome de down, murió junto a su familia que fue acribillada el 12 de agosto pasado cuando se conducían en su vehículo, en el cantón El Zamorano, en San Miguel.

Según la Policía Nacional Civil (PNC), los delincuentes habrían asesinado a la familia por equivocación, aunque esa versión no fue confirmado oficialmente por las autoridades.

La Policía indicó que los delincuentes, que vestían con ropa similar a la de los militares, dejaron abandonado el vehículo donde cometieron el triple crimen. Por este caso las autoridades capturaron a tres sospechosos.

Las víctimas de ese caso fueron Antonio Márquez Arana, Berta Rodríguez Arana y Heidy Márquez.

Una cuarta persona resultó lesionada tras el ataque.

Por estos hechos de violencia y otros más registrados por las autoridades, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) manifestó a El Diario de Hoy “su indignación y profunda preocupación por los altos índices de criminalidad y violencia contra niñas, niños y adolescentes registrados en El Salvador”.

La tregua ente las pandillas entre 2012 y 2013 produjo una reducción general de los homicidios, pero a medida que pasaba el tiempo el número de asesinatos ha aumentado considerablemente y volvió al nivel de principios de la década, según destaca el organismo internacional.

“UNICEF hace un llamado de atención y a la reflexión para que se respete la vida e integridad de todas las niñas, los niños y adolescentes del país e invita a la ciudadanía en general, al Estado salvadoreño, a todas las instituciones y a los propios niños, niñas y adolescentes, a trabajar por la prevención y protección de los derechos”, dijo María Teresa de Mejía, especialista de protección de UNICEF El Salvador y representante a cargo.

Cifras de Medicina Legal

Por su parte el Instituto de Medicina Legal (IML), registró que en 2014 hubo 414 homicidios en niños y adolescentes menores de 18 años; para 2013 registró 281 casos; para el año 2012 fueron 269; y para 2011 solo había 563 hechos violentos contra menores de edad.

Junto a la cifra de Medicina Legal también esta un reporte del hospital de niños Benjamín Bloom, que detalla que hasta el 8 de agosto pasado, había recibido 23 menores de edad heridos de bala.

Esa cifra supera los 19 casos de menores heridos de bala que fueron atendidos en ese centro asistencial durante el mismo periodo de 2014 y los 11 atendidos en 2013.

Durante todo el 2014, el Bloom atendió a 26 niños heridos por arma de fuego, durante el 2013 fueron 21 y en el 2012 atendió a 12, las cifras proporcionadas demuestran un aumento considerable para 2015.

Las cifras fueron proporcionadas por el jefe del departamento de Epidemiología del Bloom, Carlos Mena.

Niño herido en la cabeza  por un soldado

Otro caso que trascendió a los medios y que también llamó la atención de las autoridades fue el caso de un niño de seis años que fue herido en un aparente fuego cruzado entre soldados y supuestos pandilleros.

El hecho se registró en la comunidad La Isla I, en San Salvador, en esa ocasión el niño supuestamente se encontraba jugando en la calle de la comunidad cuando recibió un impacto de bala en la cabeza.

Por este caso fue detenido en vías de investigación el soldado José Eléazar S., por el delito de homicidio imperfecto tentado, según la Policía Nacional Civil (PNC).

Ante este incidente de violencia y los anteriores, el Consejo Nacional de la Niñez y Adolescencia (Conna) rechazó los casos de violencia en los que han sido afectados tanto niños como adolescentes dentro de las edades de ocho meses y 17 años.

El Conna instó a la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) y a la Policía a continuar con las tareas de seguridad y represión del delito, pero apegados a la ley.

Por estos hechos también el Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, David Morales pidió que se realicen las investigaciones pertinentes entorno al caso de la comunidad La Isla I, en San Salvador.

Además, La Procuraduría ha solicitado al ministro de la Defensa Nacional, David Munguía Payés, un informe por el caso y recomienda realizar la investigación correspondiente.  También pidió a la Policía Nacional Civil y Fiscalía General de la República brindar las medidas necesarias para garantizar  la seguridad de la familia del menor y de los testigos del hecho.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación