Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Salvador dirigió incautación de 30 toneladas de drogas

En más de 800 millones de dólares está valorado narcocargamento; hubo 142 arrestos en total

Por primera vez, Interpol realiza una operación antidrogas coordinada de la oficina regional de San Salvador. Foto EDH / Interpol

Por primera vez, Interpol realiza una operación antidrogas coordinada de la oficina regional de San Salvador. Foto EDH / Interpol

Por primera vez, Interpol realiza una operación antidrogas coordinada de la oficina regional de San Salvador. Foto EDH / Interpol

Una operación regional antidrogas dirigida por la oficina regional de la Interpol en San Salvador, El Salvador, dejó como resultado la incautación de 30 toneladas de droga, entre cocaína, heroína y marihuana; valoradas en 822 millones de dólares, informó la oficina del organismo policial cuya sede principal se encuentra en Lyon, Francia.

La operación, que fue desarrollada entre el 27 de mayo y el 10 de junio pasado se había trazado frenar el tráfico marítimo de estupefacientes y de armas de fuego ilícitas que realizan organizaciones criminales internacionales que operan entre Centroamérica y el Caribe.

La operación denominada LIONFISH, coordinada por la oficina regional de Interpol para América Central en San Salvador (El Salvador), tuvo el apoyo de la unidad de Delincuencia Organizada y Drogas de la Secretaría General del referido organismo policial mundial.

En ella participaron oficiales de las policías de 34 países de la región y culminó con la detención de 142 personas, quienes presuntamente narcotraficantes. Otros resultados fueron los decomisos de 15 embarcaciones, ocho toneladas de precursores químicos, 42 armas de fuego y no menos de 170,000 dólares en efectivo.

La coordinación de los esfuerzos regionales se hizo desde San Salvador, pero el centro de mando se había instalado con el servicio de guardacostas de las Antillas Francesas, situado en Fort de France, Martinica. Entre ambas instancias intercambiaron información para hacer las consultas sobre narcotraficantes prófugos y organizaciones criminales en las bases de datos mundiales de Interpol.

También cooperaron instituciones internacionales como la Organización Mundial de Aduanas (OMA), el Consejo del Caribe para la Aplicación de las Leyes Aduaneras (CCALA), el servicio de guardacostas francés, la Real Policía Montada del Canadá y la Europol.

Además de combatir el narcotráfico en Centroamérica y el Caribe, este ejercicio sirvió para mejorar la cooperación de información a escala regional e internacional, en el sentido de recopilar los modos de operar y los itinerarios de los grupos delictivos que operan en la zona y los de sus principales cabecillas.

"El valor de operaciones como LIONFISH no radica solo en las detenciones y decomisos practicados, sino también en el apoyo que Interpol presta a sus países miembros para que aumenten la cooperación entre las fuerzas del orden, a escala nacional y regional, en su lucha constante contra las redes de delincuencia organizada responsables del tráfico", dijo Michael O' Connell, director de Apoyo Policial Operativo de Interpol.

O' Connell agregó que "es importante disponer de una estructura capaz de aprovechar estos resultados; a través de los servicios mundiales de Interpol, los funcionarios que trabajan sobre el terreno tienen acceso a las herramientas que necesitan para llevar a cabo su trabajo, consistente en identificar y detener a los delincuentes".

El jefe de la oficina regional de Interpol en San Salvador, comisionado Saúl Hernández, sostuvo que "esta operación demuestra la importancia de la red y las herramientas mundiales de Interpol, así como el valor añadido que suponen las oficinas regionales a la hora de ayudar a los países miembros en su lucha contra la delincuencia organizada y el narcotráfico".

Esta operación no tiene precedentes dijo Paul Hilaire, secretario Permanente de CCALA, y destacó sus resultados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación