Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Salvador aún no ha recibido orden para detener a militares

Las autoridades esperan que el juez español Eloy Velasco les haga la petición  oficial para capturar a los militares salvadoreños

Benito Lara Justicia Ministro de Justicia

El ministro de Justicia, Benito Lara, se despidió de su personal la tarde del jueves. | Foto por EDH /Archivo

El ministro de Justicia y Seguridad, Benito Lara, y el Director de la Policía, Mauricio Ramírez Landaverde, aseguraron que el gobierno  aún  no ha recibido la orden del juez de la Audiencia Nacional Española, Eloy Velasco, para arrestar a  17 militares salvadoreños retirados para que sean extraditados y procesados por el asesinato de seis sacerdotes jesuitas, en 1989.

Los funcionarios señalaron, el miércoles, que la oficina central de la Policía Internacional (Interpol) de El Salvador, recibió en su correo electrónico las copias de las órdenes giradas por el juez español, pero la institución no puede actuar mientras no se le haga una petición oficial. 

“Una orden judicial de esa naturaleza no tiene validez en segundos países,  tiene que ser a través de mecanismos establecidos y por canales correspondientes que se haga llegar  al país al que se le está requiriendo la colaboración en este caso”, expresó Ramírez Landaverde.

Lara, por su parte, dijo: “ya estamos avisados de la situación. Haremos todo lo que corresponde”.

Diputado Vargas: “es terrorismo político”
La posible captura y extradición de los militares salvadoreños hacia España es “un terrorismo político y un asesinato moral”, según el diputado de ARENA, Mauricio Ernesto Vargas.

“La extradición ya fue denegada, el asunto fue  discutido en tres oportunidades, ya hay causa  juzgada”, señaló el parlamentario en la entrevista televisiva Frente a Frente.

Vargas también criticó al procurador de Derechos Humanos, David Morales, quien ha reiterado que la orden girada por el juez español debe cumplirse. 

“Activistas y agitadores de Derechos Humanos están  promoviendo esta situación. Lo que quieren hacer es un linchamiento público,  como lo han hecho con determinadas personas”, dijo.

Mientras que el analista Julio Valdivieso  opinó que el caso ya fue juzgado y fue negada la extradición, por lo que considera que no hay razón para “desgastarse en el tema”.

En contraste, Misael Mejía, diputado del FMLN, manifestó que reconocer la gravedad del asesinato de los  jesuitas y sus dos colaboradoras es fundamental, y cuando viene de alguien que ha  estado en el estamento militar debe ser todavía  una responsabilidad que hasta ahora no se ha  asumido.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación