Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Salida de 30 jefes de maras de Zacatraz es ilegal, según FGR

Análisis se hicieron después de reubicados Rauda dijo que Funes sabía todo de la tregua

Familiares de reclusos del centro penal de San Francisco Gotera, Morazán, esperan ingresar al recinto para participar de una fiesta por la boda de uno de los internos. Foto edh / archivo

Familiares de reclusos del centro penal de San Francisco Gotera, Morazán, esperan ingresar al recinto para participar de una fiesta por la boda de uno de los internos....

Familiares de reclusos del centro penal de San Francisco Gotera, Morazán, esperan ingresar al recinto para participar de una fiesta por la boda de uno de los internos. Foto edh / archivo

Los privilegios de los que gozaron los cabecillas de las pandillas incluyeron la salida de 30 jefes de esos grupos del centro penal de máxima seguridad de Zacatecoluca, La Paz, a penales de menor seguridad como Cojutepeque, San Francisco Gotera y Ciudad Barrios, según se desprende de la declaración del exdirector de Centros Penales. Estos traslados se habrían realizado de una forma irregular, de acuerdo con lo que le manifiesta uno de los fiscales a Rauda.

Un fiscal le advierte a Rauda que el procedimiento para sacar a esos cabecillas pandilleros no se había hecho tal como lo establece la Ley Penitenciaria. Le manifiesta que por el nivel de peligrosidad de los pandilleros no tenían que haber sido trasladados a un penal con menos garantías de seguridad.

Rauda les asegura a los fiscales que los análisis de los consejos criminológicos habían determinado que los 30 pandilleros estaban aptos para salir del penal de Zacatecoluca, La Paz.

Sin embargo, otro de los fiscales lo enfrenta y le dice que él va a "cumplir con una orden, que iba a delegar al consejo criminológico, si sabemos que no los habían hecho (los análisis criminológicos) cuando ellos ya estaban trasladados".

En otra parte del interrogatorio, Rauda señala que días antes de los traslados de los 30 cabecillas de pandillas, el entonces ministro de Seguridad, David Munguía Payés, lo cita a su despacho para ordenarle que se encargara de la salida de esos pandilleros al régimen ordinario de encarcelamiento.

Uno de los fiscales le pregunta a Rauda que si el exministro Munguía Payés le dijo que la salida de esos pandilleros era parte de las negociaciones entre el gobierno y las pandillas.

Rauda aseguró que nunca le confirmó eso, y solo le dio instrucciones de que era necesario que se hicieran esos traslados para apoyar el esfuerzo que se estaba haciendo (tregua).

Otras de las situaciones por las que los fiscales cuestionan a Rauda en el interrogatorio son las salidas de jefes de las pandillas de determinado centro penal a la penitenciaría La Esperanza en Mariona, donde se hacían las conferencias de prensa.

Los delegados de la Fiscalía lo cuestionan por el hecho de no haberse dado cuenta de la salida de Dionisio Umanzor, (a) el Sirra y cabecilla de la MS, hacia Cárcel de Mujeres en Ilopango, para sostener visita íntima con su compañera de vida que se encuentra recluida en ese lugar.

Los fiscales le señalan que Umanzor había salido por gestiones de Raúl Mijango y que aparentemente la había dejado embarazada.

Rauda deja entrever en su testimonio que el presidente Mauricio Funes conocía todo lo que acontecía alrededor de la tregua. Aseguró que "el ministro reiteró en alguna oportunidad de que el presidente tenía conocimiento".

Además los pandilleros habrían gozado en las cárceles de televisores, aparatos electrodomésticos, comida en abundancia, orquestas para amenizar fiestas, mesas de billar, y hasta televisión por cable.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación