Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

No saben cómo pagar pensiones del IPSFA a partir de enero 2016

Exjefes militares aseguran que desconocen el procedimiento del pago de pensiones en enero. Ministro Defensa reconoció que la cancelación de pensiones está sujeta a la ayuda del Gobierno.

Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA).

Los militares jubilados están preocupados porque el Gobierno no ha definido una fuente de financiamiento estable para el pago de sus pensiones. | Foto por Archivo

Los militares jubilados están preocupados porque el Gobierno no ha definido una fuente de financiamiento estable para el pago de sus pensiones.

“Las pensiones no están garantizadas a partir de enero, las pensiones están garantizadas hasta diciembre, a partir de enero vamos a necesitar nosotros del concurso de nuestro gobierno”, dijo este jueves el ministro de Defensa David Munguía Payés al reconocer que no saben de dónde van a sacar dinero para el pago de las pensiones de los más de 23,000 afiliados del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA) a partir de enero.

Sostuvo que el depósito de las pensiones para enero está sujeto a la ayuda que les ha prometido el Gobierno.

El presidente Salvador Sánchez Cerén se ha comprometido a aportar entre 32 y 35 millones de dólares para cancelar las pensiones de los afiliados del IPSFA del próximo año.

Sin embargo, la incertidumbre comienza a surgir alrededor del pago de las pensiones del IPSFA por cuanto el propio ministro Munguía Payés reconoce también que tampoco saben cuándo y cómo el Gobierno les entregará ese dinero que se ha comprometido en dar para paliar el problema financiero de la institución previsora de los militares.

“Lo que no sabemos nosotros es cuándo nos va hacer efectivo ese desembolso el señor ministro de Hacienda, y en qué forma la va hacer”, dijo Munguía Payés.

 

En octubre pasado, Munguía Payés les aseguró a los beneficiados del IPSFA que no tenían de qué preocuparse, porque “todas sus pensiones van a estar garantizadas desde el próximo año en adelante”.

El ministro reiteró su confianza en el compromiso del presidente Sánchez Cerén de reforzar con una cifra entre 32 y 35 millones de dólares que es lo que el Ipsfa necesita para cumplir con el compromiso de cancelar las pensiones a sus afiliados el próximo año.

Munguía Payés explicó que  la crítica situación financiera en la que se encuentra el Ipsfa le ha sido explicada a las gremiales de oficiales retirados y las posibles salidas al déficit económico.

Esa preocupación que el pago de enero para los pensionados del Ipsfa no esté garantizado es compartido por dirigentes del movimiento Causa Justa que señalan que desconocen cuál va hacer el procedimiento para  cancelarles sus pensiones a partir de enero de 2016 y también porque se desconoce  la fuente de financiamiento de los 36 millones de dólares.

 También les preocupa que no exista seguridad en cuanto a que la erogación de esos fondos sea sostenible en el tiempo, es decir que no se tenga un instrumento legal que les dé garantías de que cada año será entregado ese dinero de parte del Estado para los pensionados.

Uno de los dirigentes de Causa Justa y general en situación de retiro , Jaime García, sostuvo que ninguna de las autoridades del Ipsfa han convocado a los pensionados para explicarles la forma de como se les pagará las pensiones.

“Tanto el gerente como el presidente del Ipsfa tienen que salir dando explicaciones a los pensionados para que no existan especulaciones, para que no se generen rumores y que en esta Navidad exista armonía en nuestras familias”, dijo García.

Agregó que “es necesario  que los directivos del IPSFA  entiendan que hay que mantener informado a los pensionados, pero hasta este minuto, el movimiento Causa Justa, que tiene más de 550 pensionados entre generales, coroneles, mayores, capitanes, personal administrativo y personal de las bandas musicales; no sabemos realmente qué es lo que va pasar y eso genera incertidumbre”.

Otro de los dirigentes del movimiento, el general retirado Eduardo Cáceres, dijo que “solo tenemos la promesa del presidente Sánchez Cerén, que va a apoyar al Ipsfa, pero vemos que en el presupuesto que acaba de ser aprobado no va la partida presupuestaria del apoyo financiero al Ipsfa, no hay otra señal o indicios de dónde va a venir ese fondo, no sabemos”.

Otras de las preocupaciones que mueven a los dirigentes de los militares pensionados es que el Jefe del Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada, quien es el presidente del Ipsfa, no haya hecho los cambios necesarios en la dirección de la institución previsora de los militares. A

unque ellos dicen confiar en el compromiso del presidente Sánchez Cerén de querer solventar el problema financiero del Ipsfa, todavía les preocupa que no les han dado respuesta a las dos cartas que le enviaron en junio y octubre pasado, porque “genera muchas dudas entre los pensionados”.

En las misivas, se le ha explicado a Sánchez Cerén que el Estado tiene una deuda histórica de unos 1,600 millones de dólares y ahora es la oportunidad de que el Gobierno pueda honrar la deuda que tiene con el Ipsfa desde que culminó el conflicto armado.

El general García sostuvo que los 36 millones de dólares que ha comprometido el Gobierno es parte de la deuda que tiene el Estado y que tiene que ir descontando en los próximos años.

Agregó que ese dinero fue usado para el pago de las indemnizaciones de los militares que participaron en el conflicto armado y para la rehabilitación de muchas personas que sufrieron las secuelas de la guerra porque el Estado no podía hacerlo y lo hizo el Ipsfa y  “con los ahorros de todos nosotros y cuáles eran esos ahorros, el descuento de nuestro salario del 10.5 por ciento, eso es una realidad que lo conoce el presidente”, dijo García.

En ese sentido, Cáceres  sostuvo que aunque confían en la buena fe de Sánchez Cerén de querer solucionar el problema financiero del Ipsfa pero no es suficiente con su palabra y requieren de un documento legal que sea garantía de que el Estado erogará cada año los  fondos para el pago de las pensiones.

“Queremos que se protocolice, que sea un documento  oficial y firmado, que nos garantice a todos los pensionados, la continuidad de nuestras pensiones, eso se lo hemos hecho ver al Presidente (Sánchez Cerén) y no hemos tenido ninguna respuesta”, dijo Cáceres.

Cuestionan actual administración del Ipsfa 

Los dos dirigentes de Causa Justa cuestionaron la administración del actual gerente general de la referida institución, René Antonio Díaz Argueta. García sostuvo que “el  nombramiento de un gerente en el Ipsfa es para que produzca recursos económicos que favorezcan a los afiliados, pero en este caso, hemos observado que el gerente del Ipsfa en vez de producir recursos, prácticamente lo que esta haciendo es cerrando el Instituto, o sea que sus políticas, sus objetivos, no han alcanzado las aspiraciones de todos nosotros”.

En la misma sintonía se pronuncio el general Cáceres, en el sentido de que el actual gerente, en vez de llegar a fortalecer financieramente al Ipsfa, ha llegado hacer lo contrario, porque lo ha que llegado es a liquidar.

“Entonces en vez de llevar más capital, más inversión, ha ido liquidando, liquidando, eso es preocupante porque para el 2016, porque las remesas ya no son reembolsables y ya no hay plata para el Ipsfa”, dijo Cáceres.

Los dos generales aseguraron que la actual administración del Ipsfa vendió la cartera de préstamos hipotecarios que ascendía a unos 23 millones de dólares, se trajeron 40 millones de dólares que tenían en el exterior para invertirlos en cartera inmobiliaria y eso en vez de generar mayor capital para arcas de la institución, producía menos ganancias y para el próximo año habrá una mayor incertidumbre entre los pensionados.

Producto de lo que ellos consideran una mala administración, los préstamos personales para los oficiales activos y pensionados se encuentran suspendidos, porque no hay dinero para los mismos y lo que hacen es remitirlos a gestionar préstamos personales con altos intereses al sistema bancario.

También cuestionaron la venta de inmuebles y lotes en la playa aplicando una banda de precios de la época en la que compraron los terrenos, pero no han contemplado el incremento de la plusvalía de los terrenos, en vez de llevar más plata, ha disminuido la plata”.

Se gestionó, vía correo electrónico,  una entrevista con el coronel Díaz Argueta, gerente del IPSFA, y hasta ayer tarde no se había recibido ninguna respuesta favorable.

Pero en defensa del coronel Díaz Argueta, salió el ministro Munguía Payés, quien argumentó que las ventas de los activos de la institución no se trata de “mala administración o de corrupción, sino que es una política del Ipsfa para poder cumplir con sus compromisos de pagar las pensiones completamente".

Agregó que “como no hemos tenido dinero en efectivo lo que nos hace falta para pagar las pensiones para conseguir ese dinero y poder pagar las pensiones. El Ipsfa se ha estado descapitalizando precisamente por eso”.
 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación