Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Roban y queman documentos en Pro-Búsqueda

Tres empleados fueron amordazados. Asociación denunció la destrucción de "información valiosa".

La Asociación dijo que denunciará el caso ante organismos internacionales de derechos humanos. Foto EDH / René Estrada

La Asociación dijo que denunciará el caso ante organismos internacionales de derechos humanos. Foto EDH / René Estrada

La Asociación dijo que denunciará el caso ante organismos internacionales de derechos humanos. Foto EDH / René Estrada

Tres hombres irrumpieron la madrugada de ayer en la sede de Pro-Búsqueda y atentaron contra tres empleados, le dieron fuego a documentos y se robaron unas computadoras.

Delegados de la organización relataron que el hecho ocurrió a las 4:30 de la mañana, en la colonia Buenos Aires, en San Salvador, cuando un colaborador de la organización llegó al lugar porque saldría rumbo a Morazán para participar en una actividad.

Cuando la persona se disponían a tocar la puerta y esperar a que el vigilante le abriera, los delincuentes le salieron al paso y lo encañonaron. Luego los introdujeron al local y obligaron a los tres a entrar a un cuarto donde los ataron de manos y pies.

Esther Alvarenga, representante de la Asociación, manifestó que después los sujetos se dirigieron a una oficina donde se almacenaba el censo de todas las personas desaparecidas durante el conflicto armado, en la década de los 80, a quienes Pro-Búsqueda trata de localizar.

Alvarenga aseguró que los delincuentes destruyeron e incendiaron las máquinas de la unidad jurídica donde estaban guardados los procesos documentados para el sistema de justicia.

También acabaron con toda la documentación contable física y el programa que servía para digitalizarla.

Una de las víctimas relató que luego de que los delincuentes los amordazaron oyeron que uno de ellos dijo: "Aquí todo nos lo vamos a llevar". Según el ofendido, aunque los agresores tenían los rostros descubiertos no lograron reconocerlos.

Cuando los atacantes se marcharon, las víctimas pudieron desatarse y al recorrer el inmueble descubrieron las áreas que estaban en llamas.

Las autoridades y los afectados manifestaron que mientras no avancen las investigaciones no van a plantear hipótesis sobre quiénes estarían tras el hecho y por qué lo cometieron.

"Es obligación que se determine quién fue el responsable y llevarlo ante la justicia. Pro-Búsqueda trabaja por la justicia, pero en este caso la están agraviando con este daño que han hecho", señaló Alvarenga.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación