Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Roban en negocios del centro de San Salvador

Unos cuatro locales fueron saqueados cerca de Plaza Morazán

El propietario de varios locales que funcionan sobre la 1a. Calle Poniente, a un costado de la Plaza San José, asegura que desde octubre a la fecha han robado cinco veces. Foto EDH / René Estrada

El propietario de varios locales que funcionan sobre la 1a. Calle Poniente, a un costado de la Plaza San José, asegura que desde octubre a la fecha han...

El propietario de varios locales que funcionan sobre la 1a. Calle Poniente, a un costado de la Plaza San José, asegura que desde octubre a la fecha han robado cinco veces. Foto EDH / René Estrada

El propietario de varios negocios que funcionan en el centro comercial de San Jorge, situado sobre 1a. Calle Poniente, a un costado de la Plaza Morazán, en el centro de San Salvador, fueron víctimas de robo entre la noche del domingo y la madrugada de ayer.

Esta es la quinta vez, desde octubre pasado, que los delincuentes entran a saquear dichos establecimientos, según el propietario de los locales, a quien por su seguridad se le reserva la identidad.

Según el afectado, los ladrones dañaron una cortina metálica y quebraron el escaparate de una tienda de artículos deportivos y se llevaron abundante mercadería.

Luego saquearon un local contiguo donde son comercializados lácteos y después hicieron lo mismo con varios negocios de comida.

No conformes con eso, también robaron el medidor del agua, lo que provocó una fuga que durante todo el día, ayer, los dejó sin el servicio.

"Antes de las vacaciones de Semana Santa también se metieron a robar y así han estado desde octubre pasado. Hemos pedido intervención de la alcaldía y de la Policía, pero no tenemos respuesta", dijo el propietario de los locales comerciales.

El accionar delincuencial no solo ha causado pérdidas a los dueños de los negocios afectados, sino también al propietario de los inmuebles, quien manifestó que solo ayer tuvo que invertir cerca de 2,000 dólares en hacer las reparaciones en la infraestructura.

Piden seguridad

El edificio donde funcionan los negocios que fueron asaltados está a escasos metros de una caseta de seguridad instalada en la Plaza Morazán como parte del programa de Puntos de Atención Social (PAS), que están a cargo de la Policía y el Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM).

Algunos afectados reprocharon que, pese a lo anterior, la seguridad es escasa en los alrededores de dicha plaza.

El propietario manifestó que ya ha dirigido una carta a la alcaldía gobernada por Norman Quijano para que desaloje o regule las ventas informales que están frente al edificio, pues, según él, estas sirven de escondite para varios delincuentes en horas nocturnas.

Mientras que otros afectados dijeron que por la noches pernoctan debajo de los puestos callejeros personas que se dedican a oler pegamento o indigentes, quienes podrían estar vinculados a los hurtos y a quienes responsabilizan de generan focos de insalubridad porque hacen sus necesidades sobre la acera.

"¿Cómo es posible que las autoridades quieran proyectar el Centro Histórico para hacer turismo y no se garantiza la seguridad?", lamentó una de las víctimas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación